Isco dice “sí” a la oferta que lo cambia todo: Florentino Pérez debe decidir si acepta la venta

Un caso difícil para el Real Madrid.

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Isco Alarcón va a menos en cuanto a protagonismo en el Real Madrid en los últimos años. El jugador malagueño desde la salida de Julen Lopetegui no ha vuelto a ser el mismo futbolista y ha perdido toda la confianza que tenía en su fútbol y que Zidane tenía puesta en él.

El jugador andaluz ha decepcionado en su lucha por ser el sustituto de Luka Modric y Florentino Pérez ya estaría buscando otro heredero para el centrocampista croata. De hecho, suenan bastantes nombres como Milinkovic-Savic (Lazio), Barella (Inter de Milán) o Donny Van de Beek (Manchester United) para hacerse con ese puesto que parece que Isco no reclamará.

El internacional español habría recibido una propuesta interesante del Sevilla de Monchi, quien estaría dispuesto a mantenerle su alta ficha salarial que percibe en el Real Madrid (lo que lo convertiría en el jugador mejor pagado de la plantilla hispalense) y le pagaría a los blancos un traspaso por un precio inferior a los 15 millones de euros.

En el conjunto madridista no ha convencido del todo la propuesta al considerar muy bajo el precio de traspaso, aunque hay una parte de la directiva que aceptaría debido a que el jugador ya estaría totalmente amortizado.

Isco Alarcón habría dado el «sí» al Sevilla a la espera de saber qué decisión tomará Florentino Pérez en cuanto a su venta. El presidente blanco esperaba colocarlo por más de 30 millones de euros en la Premier League, donde Chelsea y Arsenal parece que se han interesado por él, sin embargo, al máximo mandatario madridista no le importaría prácticamente regalar al malagueño si el Sevilla incluyese al central francés Jules Koundé en la operación o directamente bajase su precio de traspaso.

Zinedine Zidane cree que el defensa sevillista es el mejor sustituto posible para Sergio Ramos e Isco Alarcón puede ser la clave para su fichaje. En el Sevilla el malagueño se reencontraría con un Julen Lopetegui que confía ciegamente en su talento.