Isco Alarcón se va de la lengua| EFE

Isco cuenta el fichaje que Zidane se cargó para proteger a un niño mimado

stop

El andaluz explica uno de los secretos mejor guardados de su entrenador y que lo deja en my mal lugar

11 de enero de 2018 (14:03 CET)

Isco Alarcón y Zinedine Zidane no son muy amigos. Tienen una relación profesional, ni más ni menos. Eso no significa que los dos, a su manera, intenten dejar en evidencia al otro siempre que pueden.

Y eso es lo que ha hecho ahora el español, que ha contado uno de los secretos mejor guardados del madridismo y que ha dejado a su entrenador en muy mal lugar. Un secreto que gira en torno a un fichaje.

Más bien a un no fichaje. Alarcón ha desvelado a sus círculo más íntimo que jugador rechazó en su día Zizou con tal de no poner en peligro a uno de sus jugadores favoritos de la plantilla. Un auténtico bombazo.

No tiene nivel

No es otro que Yerri Mina. Hace un par de años, cuando James Rodríguez aún jugaba en el Madrid, le habló muy seriamente del central a Florentino Pérez. Le dijo que era muy bueno y que, si no espabilaba, el Barça iría a por él.

El presidente entonces trasladó la opción a Zinedine, y su respuesta no pudo ser más clara: no tiene nivel para jugar en Europa. Esa fue la respuesta oficial. Lo que ahora ha descubierto Isco es que hubo otra razón de peso.

Zidane quería proteger a uno de sus compatriotas, Raphael Varane. El técnico no quería que el Real fichara a ningún jugador que pudiera hacerle sombra al defensa francés. Incluso con el ok de Yerri, que ya le había dicho que sí a Florentino, Zidane se mostró tajante y le cerró la puerta.

Grave error

Unos cuantos meses después la situación no podía haber dejado más en evidencia a Zizou. Mientras el Barcelona apuntala su defensa con la llegada del colombiano a un precio muy aceptable (casi 12 millones), el Real anda desesperado en busca de un buen central.

El protegido Varane se está mostrando muy poco fiable y Sergio Ramos ya no tiene edad para cubrirlo todo. Nacho y Vallejo no están a la altura. De ahí que Pérez esté preparando ya un buen cheque para poner solución a un problema que, tal y como cuenta Isco, hace años que podría haber estado resuelto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad