Isco | EFE

Isco cierra un acuerdo con Florentino Pérez en las últimas 24 horas

stop

El crack español y el presidente del Real Madrid mueven ficha

15 de diciembre de 2018 (09:49 CET)

El pasado viernes tuvo lugar la tradicional comida de Navidad del Real Madrid en la que estuvieron presentes las plantillas del primer equipo de fútbol y de baloncesto. Y claro, teniendo en cuenta cómo está el panorama, cualquier gesto y cualquier foto se mira al detalle.

Y más si está Isco Alarcón de por medio. De ahí que el cariñoso gesto de Florentino Pérez con el malagueño (y con Marco Asensio) que vemos en la imagen no haya pasado desapercibido.

 

El acuerdo con Isco

Pero en la comida hubo más que abrazos y buen rollo. Tocaba dar la imagen de unidad y de grupo, pero en realidad en el vestuario saben que los días del centrocampista andaluz están más que contados.

Mucho deberían cambiar las cosas para que Alarcón se quedara en el Real pasado este próximo verano. En el palco lo saben, de ahí que Florentino pactara ayer con Isco una tregua entre los dos bandos.

Esta escalada de tensión entre el jugador y el club (banquillo, grada, vestuario…) no le hace ningún bien a ninguno de los dos. Lo único que está provocando es que el valor en el mercado del jugador española caiga en picado. Algo que, obviamente, no le interesa a Pérez.

Un acuerdo en las últimas 24 horas a la espera de ver cómo se van desarrollando los acontecimientos. En el último partido Alarcón acabo incluso encarado con la grada y el Bernabéu está empezando a hartarse de las formas de un jugador que no está demostrando en el campo las grandes capacidades que tiene.

El futuro de Isco

Todo lo contrario. Como ya le ha ocurrido en otras temporadas, cuando Isco pierde peso en el equipo, empiezan los problemas. Unos problemas que le han llevado a encararse con la grada, a tener broncas y encontronazos con Santiago Solari, a ver cómo los pesos pesados del vestuario le dan la espalda e incluso a ver cómo se cuestiona incluso su vida más allá del césped.

Todo ello, cómo no, no hace otra cosa que ir devaluando su caché. Y teniendo en cuenta que grandes de Europa (Chelsea, Manchester City, Bayern o Inter, entre otros) están tras sus pasos, Florentino quiere darle ahora la vuelta a la tortilla y frenar en seco esta guerra abierta entre los dos frentes. Por el bien de todos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad