Isco Alarcón | EFE

Isco apuñala a un crack del Real Madrid en un cara a cara con Lopetegui

stop

El andaluz corta una cabeza en el equipo blanco

21 de septiembre de 2018 (09:59 CET)

Se respira buen ambiente en el Real Madrid. Después del empate cedido ante el Athletic Club el pasado domingo, los blancos recuperaron sus mejores sensaciones contra la Roma en el estreno de los de Julen Lopetegui en la Liga de Campeones.

Los blancos dominaron el partido de principio a fin y ofrecieron su mejor versión contra los italianos, dejando una inmejorable carta de presentación para la defensa del título.

El señalado del Madrid-Roma

Pero no todo es oro lo que reluce. El choque dejó señalado  a un futbolista merengue. Marco Asensio no entró hasta la segunda parte. No formó parte de la alineación titular. Es decir, no cuenta en el once de gala.

Lopetegui optó en el once inicial por situar a Isco Alarcón haciendo de Cristiano Ronaldo, es decir, en la posición de Asensio, y su actuación fue una de las mejores en meses. Para más inri, el andaluz llegaba de marcar el tanto del empate en San Mamés.

Porque si sin el balear las cosas no le hubieran ido bien al Madrid, todo estaría bien para Marco. Pero que el Real golee y firme una actuación estelar sin el de Mallorca sobre el césped es otra cosa.

La goleada del Madrid ante los romanos hace que el once dispuesto por Lopetegui sea el de las ocasiones más especiales y más importantes. Y en él no figura Asensio.

Isco marca terreno

Resultado de imagen de isco asensio

Y ojo, porque Isco ha mandado un mensaje a Lopetegui demoledor para Marco. Alarcón ha trasladado al míster que está mucho más cómodo como media punta por la izquierda que en la medular junto a Modric o Kroos. Isco sabe que el alemán y el croata son intocables y que la posición que bailará en las ocasiones importantes es la que ocupaba CR7, y ya ha empezado a mover hilos para ser el heredero en los partidos grandes del espacio que ocupaba el luso.

Asensio, por su parte, no es un jugador al que le siente demasiado bien la suplencia. No lleva esperando dos temporadas y aguantando en la sombra de Cristiano para seguir siendo carne de banquillo.

La temporada acaba de empezar y quedan muchos partidos por delante para que el balear tenga todos los minutos que quiera. Pero si estos no se dan en los choques trascendentales, el crack dará un golpe en la mesa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad