Entrenamiento del Real Madrid | EFE

Isco a Marco Asensio: “Lopetegui se lo va a cargar” (y hay sorpresa)

stop

Un crack de Florentino Pérez anda en la cuerda floja

21 de agosto de 2018 (16:12 CET)

Julen Lopetegui sorprendió a la mayoría cuando incluyó a Nacho Fernández en la convocatoria de para el Mundial de Rusia 2018. El canterano del Real Madrid se lo trabajó en todas y cada una de las oportunidades que le dio Zinedine Zidane y demostró ser un jugador polivalente cuando le tocó relevar a Dani Carvajal durante un buen tramo de la temporada, o que convenció al técnico vasco para llevárselo a la cita internacional.

Nacho Fernández da la cara

Aunque ya sin el vasco en el banquillo, Nacho respondió mejor que bien a la confianza que le habría otorgado el míster con buenas aportaciones (gol incluido) cuando Fernando Hierro contó con sus servicios.

Una confianza que Lopetegui ha seguido demostrando y a la que el central sigue sin fallar. Tanto que el defensa ha pasado por delante de Raphaël Varane entre las preferencias del técnico en cuanto a la defensa.

Nacho gana la partida a Varane

En la pretemporada ya se pudo intuir que si el galo no andaba con ojo, Nacho le podía quitar el puesto. Así lo demuestran los 62 minutos disputados contra el Milan en el Trofeo Santiago Bernabéu del galo y los 227 que completó Nacho en los choques contra los rossoneri (45), el Manchester United (14), la Juventus de Turín (77) y la Roma (81).

Sí es cierto que cuando el francés se incorporo más tarde  que arrastraba más minutos del Mundial. Y también  que cuando llegó el momento de la verdad, en la Supercopa de Europa, Varane fue titular.

Raphael Varane | EFE

Pero también lo es que la actuación del francés en Tallin fue para olvidar, Tanto que nacho volvió al once el domingo, contra el Getafe. Y es que el técnico no piensa pasar ni una.

Lopetegui se lo va a cargar”, aseguran sobre Varane en el clan de los españoles del vestuario blanco, donde son testigos en primera persona de la espectacular progresión de Nacho en el último año y de la pérdida de peso del galo, que tendrá que ir con mucho ojo si no quiere convertirse en el suplente de lujo del nuevo proyecto blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad