Ibrahimovic se ofrece a Florentino Pérez a precio de ganga (y el Real Madrid responde)

stop

El delantero sueco muestra su interés en el Madrid

Ibrahimovic se ofrece a Florentino Pérez a precio de ganga (y el Real Madrid responde) | EFE

20 de junio de 2017 (14:32 CET)

Le encanta estar en el centro de las miradas. Se considera el mejor del mundo y lo hace saber siempre que puede.

Zlatan Ibrahimovic es un jugador muy especial que jamás se corta en decir lo que piensa. Su zona de confort es en boca de todos y ha hecho historia allá donde ha ido.

Con la posible salida de Cristiano Ronaldo, Ibrahimovic ha visto la oportunidad de jugar en el gran club que le falta.

Su salida del United

José Mourinho decidió no continuar apostando por el ariete sueco. El que ha sido delantero referencia del Manchester United esta temporada se encuentra sin equipo en estos momentos.

Ibrahimovic considera que todavía le quedan unos años de futbol al máximo nivel y busca su próximo gran destino. El delantero tiene una gran cuenta pendiente, ganar una Champions. El Real Madrid podría ser el destino donde lo consiguiera.

La posibilidad de recalar en el Bernabéu ya se ha contemplado más de una vez. Después de uno de sus tantos piques con Guardiola, el delantero ordenó a su agente que le ofreciera al Real Madrid. Antes de abandonar París, también barajó sus opciones.

La doble jugada

Precisamente por su espíritu burlón, Ibrahimovic estaría encantado de acabar en el equipo de Zinedine Zidane. Le devolvería la machada a Mourinho, y también enfadaría al FC Barcelona.

La opción no es tan descabellada para el club blanco. Es un jugador del máximo nivel que vendría a coste cero. Aseguraría goles y juego, y permitiría tener cedido a Kylian Mbappé un año más en el AS Monaco.

Pese a estos factores, Florentino Pérez habría decidido vetar la operación. La planta noble de Chamartín conoce el fuerte carácter de Ibrahimovic y no quiere romper el buen ambiente en el vestuario.

Cristiano Ronaldo ya era un miura difícil de domar. Prefieren no meter otro gallo en el corral.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad