Real Madrid | EFE

“Hay una rata en el Real Madrid”. Benzema, Vinícius (y hasta Solari) saben quién es (y es muy gorda)

stop

El gran señalado del Clásico de la Copa del Rey

28 de febrero de 2019 (09:58 CET)

Injusta y dolorosa. La eliminación del Real Madrid de la Copa del Rey llegó de la peor forma posible. En la segunda parte los de Santiago Solari bajaron los brazos tras el primer gol de Luis Suárez. Pero hasta entonces el partido había sido de los blancos. Con un poco más de puntería los tres goles de ventaja hubieran sido para los locales antes del descanso.

Fueron muchos los jugadores que salieron señalados del primer Clásico de la semana. Karim Benzema que ni apareció: Toni Kroos y Luka Modric, que no estuvieron a la altura del choque; Raphaël Varane, que fue un lastre en la defensa; o incluso Keylor Navas, que no paró ni una. O Solari, que no supo intervenir en el partido más que con cambios obvios de jugador por jugador. Es decir, en lugar de cambiar el sistema, metió a Gareth Bale por Lucas Vázquez.

Santiago Solari | EFE

Pero hay un miembro del equipo blanco al que algunos han señalado por encima del resto. Este es el capitán Sergio Ramos. Muchos culpan al capitán de la situación en la que se encuentra el equipo de la capital.

Acusaciones a Sergio Ramos

Le acusan de haber insistido por Julen Lopetegui cuando Florentino no encontraba entrenador para este curso tras la salida de Zinedine Zidane. Apuntan en el entorno madridista que la buena relación entre el andaluz y el vasco habría primado más en las recomendaciones de Sergio que lo que realmente necesitaba el equipo.

También le recriminan haber defendido a muerte al ex técnico cuando este fue destituido. Y también por haber evitado la entrada de un míster como Antonio Conte. “El respeto se gana, no se impone”, soltó el central durante una comparecencia en la zona mixta. Un mensaje alto y claro en el que mandaba un recado a Florentino. Y es que para Ramos la mano dura no era la solución.

Sergio Ramos hace y deshace

El internacional español prefería un entrenador como Santiago, más dócil y manipulable. El tiempo, sin embargo, ha demostrado que el equipo necesitaba algo más que la ilusión de Solari para revertir la situación.

Ya lo había dicho José Mourinho en más de una ocasión. “Hay una rata en el Real Madrid”, avisaban en el entorno del luso cuando Mou esta entrenador blanco. Y ya advirtió de que su peso para meter mano en las decisiones de club podrían traer escenarios muy turbulentos a la casa blanca. Y así está siendo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad