Guerra de 'narcos' en el Real Madrid

stop

El negocio de la droga salpica a un futbolista del club blanco

Emma Rhys-Jones junto a su prometido, Gareth Bale

15 de noviembre de 2016 (01:55 CET)

Guerra de 'narcos' en el Real Madrid. Por asombroso que parezca, el negocio de la droga ha salpicado a un futbolista del club blanco. Si la información ya es de por sí contundente, todavía lo es más cuando sale a la luz el nombre del jugador: Gareth Bale. Sin embargo, las cosas a veces no son lo que parecen. El crack blanco está completamente limpio.

Bale tiene fama de ser uno de los jugadores más respetuosos y templados de la plantilla blanca. A nivel de carácter no se le conocen puntos negros. Es un tipo dócil y comprometido, que no encaja de ninguna manera en un entramado vinculado al narcotráfico. Sin embargo, según publica el diario The Sun, la familia de su prometida ha tenido algunos problemas recientes con la justicia y al parecer tiene varios familiares implicados en una guerra de bandas.

Emma Rhys-Jones tiene planes para casarse con Bale el próximo verano. Ambos tienen dos niños juntos y todo apunta a que viven felizmente. Sin embargo, la familia de ella acumula un largo currículo de fechorías y antecedentes que ponen los pelos de punta. El padre de Emma, sin ir más lejos, pasó seis años en una prisión de Estados Unidos por cometer una estafa millonaria.

Droga, blanqueo y guerra de bandas

Sin embargo, mucho más fuerte es el asunto que salpica a la tía de Emma, Anabela Williams, que fue detenida  junto a un hombre tras una redada realizada el pasado viernes por la policía en la casa de un familiar. La tía de Emma fue puesta en libertad bajo fianza tras ser acusada de blanqueo de dinero. En la redada se incautó un bolso lleno de droga, así como dinero y joyas por valor de un millón de libras (1,16 millones de euros).

La policía cree que una banda de narcotraficantes de Oriente Medio está buscando dicha bolsa y ese pudo ser el motivo por el que unos desconocidos asaltaran el pasado mes de septiembre el domicilio de los abuelos de Emma. Lanzaron ladrillos contra las ventanas, la puerta de entrada fue forzada y el coche de la familia fue rociado con gasolina y quemado. Mafia en estado puro.