Gareth Bale suelta una bomba (y está a punto de estallar)

stop

El extremo galés del real Madrid pone contra las cuerdas a Florentino Pérez

20 de abril de 2018 (21:05 CET)

​Gareth Bale ha decidido dar un paso más en su ya complicada relación con el Real Madrid. Y es que no es ningún secreto que el galés está más que descontento con su actual situación en el equipo blanco.

Ha pasado de ser un titular indiscutible y una de las piezas de la BBC a ser un habitual en el banquillo de Zinedine Zidane. Entre otras cosas porque, tal y como avisan desde dentro del club blanco, el míster ya no ve tan implicado al galés en el equipo.

No entrena como antes y su actitud no es la adecuada para estar en el once del Madrid. De hecho, ya no juega como titular en los partidos grandes, un síntoma más que evidente la pérdida de confianza de su míster en él.

La bomba de Gareth Bale

Y Florentino es consciente de ello. De ahí que haya puesto al galés en el mercado. De hecho, pese a que en público admite que está más que feliz en la capital española, su agente y el presidente ya pactaron hace semanas su salida.

Gareth Bale se marchará en verano | EFE

El problema es que el entorno de Bale desconfían del club. Saben que quieren sacarse de encima al jugador y que encima quieren ganar dinero con su venta. Eso implica que ninguno de los grandes de Europa irá tras él.

Nadie está dispuesto a pagar lo que piden en Chamartín por él y encima mantenerle la ficha. Y ese es el problema. Y es que Bale ya ha avisado a Florentino que, por mucho que no esté a gusto, no piensa moverse si no lo hace a un club que le pague, como mínimo, lo mismo que le paga el Madrid. Si no, no se irá.

La única solución para Florentino Pérez

Eso implica que uno de los dos va a tener que ceder. Y el extremo ya ha dejado claro que no. Y la bomba estallará pronto. ¿Por qué? Porque Pérez se verá obligado a rebajar muchos sus pretensiones económicas.

Tanto que tendrá que ‘regalar’ al jugador. Y es que, si quiere perder de vista a bale, el mandatario tendrá que aceptar alguna de las propuestas que le han llegado por él.

Ofertas que en ningún caso pasan de los 60 millones de euros, un precio ridículo teniendo en cuenta que el Madrid pagó casi 100 por él y que el mercado está mucho más que inflado.

De momento la pelota está en el tejado del presidente. Bale ya ha dejado claro que no tiene problema en seguir cobrando lo que cobra y, cuando acabe su contrato, irse gratis. O Florentino lo vende como una ganga, o ‘se lo comerá’.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad