Gareth Bale pone una sorpresa de última hora sobre la mesa de Florentino Pérez (y el Real Madrid)

stop

El galés planta cara

Gareth Bale pone las cartas sobre la mesa | EFE

24 de mayo de 2017 (10:21 CET)

Llegó para convertirse en el número 1. Cuando Gareth Bale llegó en verano del 2013, Florentino Pérez le aseguró que sería el siguiente líder del Real Madrid. Sin embargo, los años pasan y nada cambia en la casa blanca.

Cuando el presiente asumió el cargo en su segunda etapa, Cristiano Ronaldo ya estaba en el equipo. El luso fue un fichaje de Ramón Calderón, y Florentino todavía tiene la espina clavada de que el crack del equipo no sea una operación suya.

Por eso fichó a Bale. El dirigente quería que el extremo terminara relevando a CR7. Pero el rendimiento deportivo y económico del luso han sido indiscutibles hasta la pasada temporada y el cambio generacional ha sido imposible.

En esta, CR7 no mostró su mejor versión al principio y todo apuntaba que el momento de Garteh había llegado. Pero, nada más lejos de la realidad.

Bale no está atravesando una buena temporada. Las lesiones no le dejan vivir. Pero el problema no es nuevo de este año. El delantero acumula 239 días de baja desde que llegó en el 2013 y en la T4 del Santiago Bernabéu hace tiempo que andan con la mosca tras la oreja en este asunto.

Apura los plazos

Y el jugador también. El galés va loco por volver a los terrenos de juego y está apurando las horas como nunca para llegar en condiciones a la final de la Champions League que se disputa en Cardiff, su casa, el próximo 3 de junio.

Pero en el club no lo tienen claro. Tanto el cuerpo técnico como los responsables de la cúpula quieren que el delantero sea titular, pero cada día pierden un poco más las esperanzas de que esté disponible para el último y más importante partido de la temporada.

Además, no le dejarán entrar desde el inicio si no está al 100%, lo que complica aún más sus posibilidades. Y es que en dos ocasiones durante este curso el británico aseguró estar a tope para jugar y sin embargo se lesionó a los pocos minutos de juego. En la segunda ocasión incluso se perdió el clásico ante el FC Barcelona que puso la Liga al rojo vivo.

El aviso de Barnett

Sin embargo, el representante de Bale, Jonathan Barnett, ha mandado un aviso al club. Si el '11' blanco no es tratado como merece y como la estrella que es, saldrá el próximo verano rumbo al Manchester United.

En el entorno del jugador molesta profundamente que se discuta entre si Isco Alarcón debe ser titular o lo debe ser Gareth, así como el hecho de que Cristiano Ronaldo haya sido elevado de nuevo a lo más alto, al lugar donde el galés debería estar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad