Gareth Bale pilla por banda a Zidane

stop

El galés planta cara

Gareth Bale deja las cosas claras al Real Madrid sobre su futuro | EFE

12 de julio de 2017 (13:14 CET)

Llegó para convertirse en el número 1. Cuando Gareth Bale fichó por el Real Madrid en verano del 2013Florentino Pérez le aseguró que sería el siguiente líder del conjunto blanco. Pero los años pasan y nada cambia en la casa blanca.

Cuando el presiente asumió el cargo en su segunda etapa, Cristiano Ronaldo ya estaba en el equipo. El luso fue un fichaje de Ramón Calderón, y Florentino todavía tiene la espina clavada de que el crack del equipo no fuera producto de una operación suya.

Por este motivo fichó a Bale. El mandatario quería que el extremo fuera el elevo de CR7 a medio/largo plazo. Pero el rendimiento deportivo y económico del luso han sido indiscutibles hasta la pasada temporada y el cambio generacional ha sido imposible.

Malditas lesiones

En esta, CR7 no mostró su mejor versión al principio y todo apuntaba que el momento de Garteh había llegado. Pero, nada más lejos de la realidad. Las lesiones se han vuelto a cebar con el delantero esta campaña y ya suma más de 250 días de baja desde su llegada a Chamartín.

La situación ha puesto al galés en el punto de mira. En la T4 del Santiago Bernabéu dudan cada día más de que realmente vaya a llegar el momento en el que Bale debe dar el paso adelante definitivo. Por eso hace semanas que estudian un posible traspaso del jugador.

Pretendientes

Concretamente, en los últimos días ha sonado el Paris Saint Germain como uno de los posibles destinos para el futbolista. Los franceses son de los pocos que podrían asumir un fichaje de este calibre, y es que el presidente tampoco le dejaría salir por menos de 100 millones de euros.

El montante no le iría nada mal a los blancos, que podrían atacar alguno de los galácticos que Florentino Pérez tiene en su agenda. Por su parte, el británico podría recalar en algún otro equipo en el que coger los galones que en el Real le ha sido imposible lograr.

Pero las intenciones de Bale no pasan por aquí. Ni mucho menos. El atacante le ha dejado claro a Zinedine Zidane que no piensa salir de Concha Espina.

Su sueño es triunfar de blanco y no piensa poner ni un pie fuera del Bernabéu. Menos aún si es para recalar en el Parque de los Príncipes. En todo caso, Bale aceptaría una salida rumbo a la Premier League, pero nunca a la Ligue 1.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad