El chivatazo de Gareth Bale que tiene a Florentino Pérez sin pegar ojo | EFE

Gareth Bale no engaña a Zidane (y los cinco jugadores del Real Madrid que desmontan el gol a la Real Sociedad)

stop

El gol del galés es una cortina de humo a su rendimiento

18 de septiembre de 2017 (21:58 CET)

El partido de Anoeta dejó muchos detalles a nivel individual de cada futbolista que fueron sumando para conjuntar una gran victoria coral. Las portadas, no obstante, se centraron en gran parte en el tanto de Gareth Bale.

El gol, que fue un golazo, es una definición perfecta de lo que el once madridista puede aportar en el campo. Con espacios en un partido roto es infalible. Su velocidad de crucero y su definición fueron demasiado para la defensa realista.

La cabalgada del galés en el minuto 61 fue como una estrella fugaz. Por rápido, pero también por lo que dejó antes y después de su brillo, la nada.

La realidad del partido de Bale es que hasta ese preciso momento volvió a ser un jugador plano que no provocaba peligro en el ataque blanco. Intentó dos regates y completó uno, sólo tiró a puerta una vez antes del gol y dio seis pases erróneos por 19 acertados. Una estadística floja para quien debe liderar el equipo.

El toque de Zidane y la odiosa comparativa

Bale dejó, por tanto, un gol que fue un oasis en un páramo desértico. El rendimiento global de su partido palideción frente al esfuerzo e impacto directo de otros cinco futbolistas.

Borja Mayoral y Theo Hernández disfrutaron de una gran oportunidad en un partido trascendental y no fallaron. Theo combatió con el mejor jugador de la Real Sociedad, Álvaro Odriozola, y se atrevió a ser incisivo en ataque. Mayoral, por su parte, dejó dos goles de nueve puro.

Menos sorprendente pero no por ello loable fue el magistral nivel de Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio. Los tres jugadores españoles se echaron al equipo a la espalda y fueron decisivos en cada acción en la que participaron. Todo lo hicieron con sentido.

Zidane quiso halagar a Bale pero no le tiró flores. “Me alegro por el gol porque necesitaba meterlo, pero para mí no es su mejor versión. Sé que poco a poco vamos a encontrar a Bale, puede hacerlo mucho mejor”, aseguró el técnico blanco.

La paciencia, no obstante, comienza a acabarse. Con la vuelta de Cristiano Ronaldo y el buen rendimiento de los suplentes, Bale tendrá que demostrar mucho más para seguir gozando de un puesto en el once inicial.