El Real Madrid recibe una llamada preguntando por Gareth Bale | EFE

Gareth Bale monta un lío bestial en el Real Madrid en un cara a cara con Florentino Pérez

stop

El galés explota ante las críticas

17 de agosto de 2017 (22:31 CET)

La explosión de Marco Asensio ha terminado de defenestrar a Gareth Bale frente a su afición. El galés despierta una mezcla de sentimientos en la grada madridista, pero ante la irrupción del balear queda claro quién es el favorito.

Zinedine Zidane ya tenía claras su elección antes de que Asensio diera tal puñetazo sobre la mesa. Bale le ha supuesto un problema a la hora de confeccionar sus alineaciones. Es un capricho presidencialista.

El “expreso de Cardiff” agota su crédito. Su petición de jugar en punta y la presión de su agente para igualar su sueldo al de Cristiano Ronaldo no se respaldan con su juego.

Bale sabe que tiene todo en contra y ha decidido afrontar su situación directamente con Florentino Pérez. Una vez “acabado el ciclo”, como aseguraba Zidane, puede salir del Real Madrid.

Solo hay un destino posible

El once blanco está harto, y ha pedido a su presidente que si quiere traspasarlo, lo haga rápido. Pero sólo aceptará volver a Inglaterra.

Las oportunidades de Bale con Asenso e Isco restándole minutos se reducirán. El sueño del País de Gales de asistir al Mundial siguen vigentes y Gareth considera que llegará a mejor forma si cuenta con regularidad –y las lesiones se lo permiten.

El problema para Florentino Pérez y para el propio jugador es que las ofertas por él son escasas. Tras los 101 millones de euros gastados y dada la inflación del mercado, el magnate blanco quiere ganar al menos 120 kilos, pero no será posible.

Jose Mourinho tentó al británico, pero se retiró de la apuesta por el silencio del madridista. Tampoco estaba dispuesto a pasar de los 100 millones. La  única esperanza de Bale es que el Chelsea decida acometer una operación galáctica para subsanar su mal inicio de temporada. Hay lío en la Casa Blanca.