Gareth Bale | EFE

Gareth Bale manda a un crack para casa (o “Vete”. Y es la fuga inesperada)

stop

El galés corta una cabeza en el vestuario del Real Madrid

13 de agosto de 2018 (16:10 CET)

Tira la toalla. Lucas Vázquez pensaba que esta sería su temporada. Esperaba tener su oportunidad este curso. Pero nada más lejos de la realidad. El gallego cuenta poco para Julen Lopetegui y ni él ni el club descartan llegar a un acuerdo por su salida.

El delantero llegó hace dos temporadas y enseguida enamoró tanto a los aficionados como a sus compañeros de vestuario. También a un Zinedine Zidane que lo hizo protagonista de la unidad B que le dio la Duodécima al Real Madrid y un doblete que no se veía en el Santiago Bernabéu desde 1958. Una buenísima forma de empezar.

Lucas Vázquez derriba la puerta de la titularidad

El jugador entendió que el pasado era un año de transición. De ir adquiriendo protagonismo en el equipo. Las lesiones de Gareth Bale le ayudaron en gran medida. A pesar de haber dejado sus dolencias atrás, Zidane confió ya poco en el galés y fue dando cada vez más minutos al internacional español.

Las declaraciones de Bale al final de la Decimotercera, cuando reclamó minutos para continuar en el Madrid, le abrieron el cielo a Lucas. Sin el galés en el equipo todo sería mucho más fácil.

Con Bale, Lucas lo tiene crudo

Pero la salida de Cristiano Ronaldo lo fastidió todo para el gallego. La fuga del luso ascendió a Gareth a líder absoluto del equipo, y con ello adquirió el rol de titular indiscutible. Un panorama que solo dejará a Vázquez las migajas.

El extremo lo sabe y tanto es así que ya le ha pedido a su representante que escuche ofertas antes del 31 de agosto, así como le ha pedido al club que, llegado el caso, le facilite la salida. “Vete”, le recomiendan incluso desde su entorno.

Lucas Vazquez pretemporada

Sin ir más lejos, en el Trofeo Santiago Bernabéu, un partido menor y sin importancia, no fue ni titular.

Uno de sus destinos podría ser la Roma, donde Monchi, que ya le tanteó en el pasado, sigue muy interesado en sus servicios. De hecho, en el club italiano necesitan un jugador de su perfil, después del desplante de Malcom para irse al FC Barcelona.

El sueño de Lucas sigue pasando por triunfar en el Santiago Bernabéu, pero no esperará su oportunidad eternamente. El atacante quiere seguir creciendo y ello solo pasa por jugar cada fin de semana. Algo que no ocurrirá en Chamartín.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad