Gareth Bale y su futuro más allá del Santiago Bernabéu | EFE

Gareth Bale destroza un fichaje estrella con una bomba que deja en ridículo a Florentino Pérez (y a Zidane)

stop

El galés bloquea las intenciones del presidente

07 de agosto de 2017 (12:57 CET)

En el punto de mira. La pretemporada de Gareth Bale dejó mucho que desear. El galés estuvo muy lejos de su mejor nivel y tampoco dejó muestras de ninguna mejora.

Los responsables esperaban que después de superar las lesiones del curso pasado volviera al 200%, y más ante la ausencia de Cristiano Ronaldo. Bale debía coger las riendas del equipo. Pero nada más lejos de la realidad.

En la puerta de salida

Tanto es así que su nombre es el que más ha sonado en las últimas semanas como candidato a salir en el caso de que el Real Madrid concrete el fichaje de Kylian Mbappé.

Kairm Benzema es el gran protegido de Zinedine Zidane, mientras que Cristiano demostró al final de la pasada campaña que sigue siendo el jugador decisivo del equipo. Con todo, el señalado siempre fue el de Cardiff.

Pero según publica The Guardian, desde la T4 del Santiago Bernabéu habrían tranquilizado al delantero al que, según el rotativo, han asegurado que no venderán este verano.

Desde el medio británico aseguran que los responsables blancos están convencidos de poder recuperar al ‘11’ blanco a corto/medio plazo y quieren darle, al menos, una temporada más de margen. No obstante, la realidad es otra bien distinta. En Chamartín manejan un top secret que pone al Real Madrid y a sus dirigentes en ridículo.

Sin postores

Si el Real no ficha a Kylian no es para darle otra oportunidad a Bale, sino porque ningún equipo está dispuesto a pagar los 100 millones de euros que reclama Florentino por el ex del Tottenham. En otras palabras, el presidente está atado de pies y manos en el traspaso del galo mientras no encuentre un comprador para Gareth.

Para fichar a Mbappé, el Madrid necesita  el dinero de la venta de un peso pesado y hacer sitio en la delantera. El francés no vendría si no es para ser titular. En este sentido, Bale era la clave. Ahora es el inconveniente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad