Gareth Bale destroza a Florentino Pérez (y desmonta la acusación de mentiroso de Zidane)

stop

La respuesta a los que cuestionan al galés

Gareth Bale deja las cosas claras al Real Madrid sobre su futuro | EFE

26 de abril de 2017 (10:17 CET)

Cuestionado. El nombre de Gareth Bale está en boca de todos en el Real Madrid. El galés está siendo una de las grandes decepciones de la temporada.

El delantero se lesionó en el tobillo izquierdo a finales del 2016 y estuvo tres meses apartado de los terrenos de juego. Bale se recuperó antes de tiempo y volvió al equipo en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League ante el Bayern de Múnich.

El sobreesfuerzo por volver le provocó molestias en el tobillo derecho, y a medio partido ante los alemanes tuvo que volver al banquillo.

La enésima lesión

De nuevo se 'recuperó' y después de participar en tres entrenamientos volvió al once titular en el clásico. Grave error.

El atacante blanco tuvo que ser sustituido en el minuto 39 y dio al traste con los preparativos previos de Zinedine Zidane para el choque ante el FC Barcelona.

La situación ha causado un gran revuelo. En el cuerpo técnico acusan al jugador. Los preparadores aseguran que le preguntaron al futbolista y que Bale confirmó estar totalmente recuperado. Mientras tanto, desde la directiva y entre los aficionados señalan a Zidane. Opinan que el culpable es el técnico galo por haber decidido alinear a Gareth desde el inicio.

Presionado

Sin embargo, el futbolista tiene su propia versión. Las lesiones continuas del británico serían consecuencia de la ansiedad. Indirectamente, desde el club le dejaron claro al '11' madridista que tenía que estar en el clásico.

El de Gales es el segundo jugador mejor pagado del equipo. Además, está llamado a ser el sucesor de Cristiano Ronaldo. Su estatus también influye: Bale está considerado uno de los mejores jugadores del mundo y tenía que estar en una de las citas más importantes de la temporada.

La auto exigencia del futbolista también cuenta. Las lesiones que ha sufrido el extremo y la condescendencia del club en este asunto le han dejado en la tesitura de devolver la confianza que los responsables siempre ha depositado en él dándolo todo en el campo.

Con todo, la ansiedad del jugador ha derivado en una sucesión de lesiones que le han puesto en el punto de mira. La mochila de ítems que arrastra el ex del Tottenham pesa demasiado.

Con todo, la preocupación en el club con el futbolista es creciente. Los directivos dudan que con tantas lesiones Bale pueda llegar al ser el líder que esperaban en el Santiago Bernabéu. Si las lesiones siguen acosando al galés, sus días en el Real pueden llegar a su fin.

En el club no quieren cargar con un juguete roto, y Florentino no descarta una salida millonaria antes de que se haga evidente el dudoso estado físico del futbolista. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad