Gareth Bale destapa cinco escándalos de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid

stop

El galés da un golpe en la mesa

16 de noviembre de 2017 (10:22 CET)

No levanta cabeza. Cuando parecía que estaba a punto para volver a los terrenos de juego, Gareth Bale sufrió una rotura fibrilar en el aductor largo de la pierna izquierda que le tendrá otro mes de baja.

Con esta ya son 19 lesiones  sufridas por el delantero desde que llegó en el 2013 y está cerca de superar los 300 días de baja desde entonces. En otras palabras, Bale solo ha podido participar en 20 de los últimos 60 partidos del Madrid.

Fracaso

Todo ello hace tiempo que le tiene en el punto de mira. Su salida el próximo verano se acerca cada vez más a la realidad. Son muchos en la T4 del Santiago Bernabéu que no confían en que Bale logre salir de este bucle de desgracias y el británico está en la lista de transferibles.

Además, cuando ha tenido minutos esta temporada tampoco dejó el nivel requerido. Ya sea por miedo a lesionarse o por su bajo estado de forma, Gareth fue un lastre para el equipo de Zinedine Zidane cuando saltó al terreno de juego.

Pero el de Cardiff también tiene algo que decir. Sí es cierto que resta más que suma al equipo, pero sus intenciones siempre van en favor del club. Todo lo contrario que Cristiano Ronaldo.

Bale alza la voz

Y es que el ego del portugués ha llevado al equipo a una situación de riesgo. El portugués, que tampoco vive su mejor momento, se empeña en ser titular y en llevarse el protagonismo, evitando que otros cracks en el equipo cojan las riendas y reconduzcan la situación. Y es que la trayectoria del equipo esta temporada está dejando mucho que desear. Pero el egoísmo de CR7 va más allá del terreno de juego, y Bale lo sabe.

El delantero luso siempre quiso ser el número uno, sin nadie que le pudiera hacer sombra. Por eso se cargó los fichajes de Zlatan Ibahimovic, Arturo Vidal, Paul Pogba y más recientemente el de Kylian Mbappé. Jugadores que estuvieron en la agenda blanca  y por los que Florentino realizó más de una ofensiva, pero Cris vetó las operaciones. Ni quería competencia ni futbolistas que pudieran robarle minutos y goles.

De hecho, el portugués hace semanas que está con la mosca tras la oreja ante la posible llegada de Neymar Jr. Al The Best se le ponen los pelos de punta cada vez que escucha hablar de que el carioca podría vestir la camiseta blanca a corto/medio plazo.

Bale no estará en sus mejores condiciones físicas y anímicas, pero no evita que el Madrid pueda seguir creciendo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad