¡Gareth Bale apuñala al Real Madrid por la espalda!

stop

El delantero galés incrementa su acoso a Florentino y exige una mejora salarial inmediata  

El Barça entra en la carambola que saca a Cristiano Ronaldo del Real Madrid

09 de septiembre de 2016 (11:05 CET)

Máxima tensión en el Real Madrid. En las oficinas del Santiago Bernabéu. La sanción de la FIFA tendrá un impacto muy negativo en la planificación deportiva del club y, sobre todo, en las cuentas de la entidad. Ante la imposibilidad de inscribir nuevos jugadores, Florentino Pérez prioriza ahora la continuidad de todas sus estrellas y sabe que deberá mejorar varios contratos. Empezando por Gareth Bale.

El delantero galés quiere más dinero. Mucho más dinero del que cobra. Bale cobra seis millones de euros anuales y aspira a ganar 17. Ésta es la cifra que exige a Florentino Pérez para prorrogar su contrato más allá de 2019 y evitar un conflicto interno que podría ser muy nocivo para la entidad.

Bale quiere ganar lo mismo que cobra ahora Cristiano Ronaldo, porque hace un año Florentino Pérez le prometió que vendería al astro portugués y sería el líder del equipo. El futbolista ya sabe que no será la estrella del Madrid, pero quiere recibir un trato similar al que tiene CR7.

Florentino Pérez, por su parte, ya ha filtrado a la prensa afín que no pagará más de 10 millones de euros netos a Bale. El presidente del Madrid ha argumentado que el galés debe cobrar lo mismo que Sergio Ramos, el capitán del Madrid y el héroe de la Décima y la Undécima.

El presidente del Madrid se mantuvo firme en sus reuniones con Jonathan Barnett, el representante de Bale, pero la sanción de la FIFA abre un nuevo escenario. Un escenario que favorece al jugador y pone contra las cuerdas al club, que no puede prescindir de una pieza básica sin poder sustituirla en el mercado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad