Gareth Bale acepta una oferta de Florentino Pérez para salir del Real Madrid

stop

El galés tiene pie y medio fuera del Santiago Bernabéu

23 de octubre de 2017 (13:35 CET)

Sin noticias de Gareth Bale. El galés se retiró con molestias en el ‘maldito’ sóleo del partido ante el Borussia Dortmund de la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League y desde entonces poco o nada se ha sabido de él.

Este lunes Bale empezaba a correr sobre el césped, pero en el club todavía no dan plazos en cuanto a la vuelta del galés a los terrenos de juego. Tampoco le tienen demasiado en el cuerpo técnico, donde la paciencia con las lesiones del británico empieza a agotarse, si no lo ha hecho ya.

La situación del delantero es más complicada a cada día que pasa, y es que así no tendrá minutos en el equipo blanco, pero tampoco ningún grande querrá hacerse con sus servicios.

En el club ya valoraron venderlo el pasado verano, pero Florentino Pérez no estaba dispuesto a dejarlo salir por mucho menos de los más de 100 millones de euros que el Madrid pagó al Tottenham en el 2013.

Paso atrás

Asimismo, esperaban que el de Cardiff diera un paso delante de una vez por todas en el equipo de Zidane. La ausencia por sanción de Cristiao Ronaldo en los cuatro primeros partidos de LaLiga invitaba a ello. Pero nada más lejos de la realidad.

El jugador demostró estar en un momento muy bajo de forma. Algunas voces del club incluso relacionaron su estado con un problema psicológico por culpa de las continuas lesiones que le tenía bloqueado. Hasta que por enésima vez cayó lesionado.

Operación redonda

El asunto llevó a los responsables a replantearse el caso y llegaron a una determinación. Los mandatarios aceptarán rebajar sus exigencias económicas por el futbolista y meterlo en un cambio de cromos con Harry Kane.

Visto como está el mercado, Florentino vería con muy buenos ojos dejar salir al galés a cambio de  un crack de primera línea y con gran proyección de futuro. Por su parte, el jugador aceptaría encantad la propuesta de 'volver a casa'.

Los Spurs le recibirían con los brazos abiertos. Allí fue un ídolo y estarían encantados con el regreso del hijo pródigo. Y lo más importante: Gareth no tendría tanta presión y podría recuperar sus mejores sensaciones.

Gareth querría ir al Manchester United, donde José Mourinho le abriría las puertas sin dudar. Así lo expresó el luso públicamente el pasado verano. Pero los directivos británicos no estarían dispuestos a hacerse cargo de un jugador al que consideran de cristal de murano. El futbolista tampoco ve claro recalar en un club donde tendría la misma presión mediática que tiene en Madrid y que podría terminar con él en la situción que atraviesa en el equipo de Zidane.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad