Gareth Bale a lo Cristiano Ronaldo: “No lo quiero en el Real Madrid” | EFE

Gareth Bale a lo Cristiano Ronaldo: “No lo quiero en el Real Madrid”

stop

El delantero galés mueve ficha

30 de julio de 2018 (10:28 CET)

A medida que el verano va avanzando cada vez parece más claro que la estrella del próximo Real Madrid no será otro que Gareth Bale. El galés, que estaba sentenciado hace algunos meses, tiene ahora la oportunidad de ser el líder del proyecto de Julen Lopetegui. Y quiere aprovecharla.

Sabe que con la salida de Cristiano Ronaldo tiene la oportunidad de ser el referente en el ataque blanco y volver a ser uno de los mejores delanteros del mundo. Es consciente que tiene la sartén por el mango ahora y no va a dar su brazo a torcer.

El lío con Gareth Bale

De ahí que el extremo, viendo que el club sigue a la desesperada en la búsqueda de un fichaje galáctico, haya alzado la voz y haya dicho: “No lo quiero en el Real Madrid”. Y es que tal y como avisan desde dentro parece ser que el de Cardiff no quiere saber nada ni de Neymar, Hazard, Cavani o compañía.

El delantero demostró a finales de la temporada pasada que si está en forma puede ser sin problemas el faro del Real en cuanto a la producción ofensiva. Ahora, sin CR7 tapándole, cree que ha llegado su momento.

Algo que, si bien es cierto que Florentino sigue con la intención de reforzar la artillería con una primea espada, en el club ya se da casi por hecho. Es más, Lopetegui ya ha lanzado avisos diciendo que si Bale está al cien por cien puede ser igual o más determinante incluso que el luso.

Gareth Bale  EFE

Los capos también alzan la voz

Sin embargo, parece ser que los capos del vestuario del Madrid no están de acuerdo con la opinión de Gareth. Sergio Ramos, que no es que sea precisamente uno de los mejores amigos del extremo, no quiere que Bale gane tantos galones y considera, como otros, que Florentino debe traer a un delantero sí o sí este verano.

Y si es Rodrigo, mejor que mejor. En cualquier caso, en el vestuario saben de la fragilidad física del de Cardiff y de la irregularidad de Karim Benzema. Si uno de los dos no está bien, el equipo se resentirá, y mucho.

Veremos si, como pasaba con Cristiano, Pérez se inclina por contentar a bale y se olvida del ansiado fichaje de un delantero o bien apuesta por hacer caso a su capitán y al resto de pesos pesados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad