Sergio Ramos | EFE

Fuera del Real Madrid en enero. Dice adiós a Sergio Ramos. Titular indiscutible ¡y bomba brutal!

stop

Se acercan semanas decisivas para el futuro de un crack de Zidane

28 de diciembre de 2019 (18:50 CET)

El Real Madrid cerró la temporada 2017-18 con muy buena nota. Cierto es que el juego que desplegó el equipo en la que era la tercera temporada de Zinedine Zidane no fue el mejor visto, ni mucho menos. Pero siempre quedará en la historia como el curso en el que el Madrid conquistó la decimotercera Champions League, que además era la cuarta en cinco años y la tercera consecutiva.

Una gesta para recordar de un conjunto que estará considerado como uno de los mejores de la historia. Una plantilla en la que destacaba Cristiano Ronaldo, jugador decisivo en los metros finales para hacer realidad los éxitos del equipo blanco. Pero al margen del luso, aquel equipo tenía otra pieza tanto o más importante que el ahora jugador de la Juventus: Luka Modric.

Modric, básico en los éxitos del Real Madrid

El croata ha sido un jugador clave en los ocho años que ha estado en el Real Madrid y aquella podría decirse que fue su mejor temporada.

Y tan clave fue en el Madrid como con la Selección de Croacia, que no se entendería como subcampeona del Mundial de Rusia sin la presencia del de Zadar. Sus actuaciones permitieron conseguir al combinado croata llegar lo más lejos de su historia en una competición internacional.

El Madrid cierra la puerta a Modric

Tal fue el peso del crack que en el Real Madrid cerraron las puertas del club a su salida cunado el Inter de Milán intentó ficharlo, poniendo unas cifras sobre la mesa que no dejaban a nadie indiferente. De hecho, al que sí se vendió ese verano fue a Ronaldo, lo que demuestra la importancia que tenía el croata para los blancos.

El esfuerzo de Modric durante aquel 2018 se vio recompensada a finales de año, cuando fue nombrado The Best y Balón de Oro rompiendo la hegemonía que venían manteniendo Cristiano y Leo Messi desde hacía 10 años.

Fin de ciclo para Modric

Pero como si en ese momento hubiera tocado techo, Modric se ha ido diluyendo a lo largo de este 2019 hasta entrar en un declive imparable. Zidane incluso ya lo quiso vender cuando cogió las riendas del equipo a finales del curso pasado.

El técnico, a falta de su deseado Paul Pogba, decidió quedárselo, pero era consciente de que Luka no estaría al nivel para los partidos importantes. Y así lo ha demostrado en algunos de los partidos importantes de esta temporada, en los que lo ha dejado en el banquillo.

Salida inminente

El futbolista tiene contrato hasta junio de 2021, y su deseo es cumplirlo. Pero el club no quiere dejarlo ir gratis. Y para entonces algunas de las opciones que ahora tiene sobre la mesa se habrán desvanecido. Por eso ambas partes valoran llevar a cabo su salida del club cuanto antes.

Luka Modric | EFE

En la hoja de ruta tienen señalado el próximo mes de junio como fecha máxima. Sin embargo, no se descarta que pueda producirse una operación en las próximas semanas y salga en el mercado invernal.

Modric se queda sin sitio

En el club madridista tienen a tiro el fichaje de Christian Eriksen, y Modric podría entrar en la operación y volver a casa. Mientras que Zizou seguirá insistiendo en el fichaje de Paul Pogba, pudiendo producirse en cualquier momento. Y Modric no quiere terminar siendo un fijo en el banquillo. Sin olvidar a un Fede Valverde que ha sido uno de los mejores ’fichajes’ del verano. El uruguayo ha ganado mucho peso para el técnico en este inicio de temporada.

Fede Valverde  |EFE

Un asunto del que en el propio vestuario son conscientes y donde algunos ya empiezan a hacerse a la idea de que la etapa de Modric llega a su fin.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad