Florentino trabaja el jaque mate al Barça

stop

El presidente blanco está sobrexcitado tras ganar la Undécima; quiere más

Sergio Ramos levanta la undécima | EFE

01 de junio de 2016 (21:42 CET)

Sobrexcitación. Es el término que define en estos momentos el estado anímico de Florentino Pérez, al que ni le afecta la última demanda que han admitido a trámite en su contra. Ni él se imaginaba la posibilidad de ganar la Undécima Champions este año. Pero contrató a Zinedine Zidane en enero y, contra todo pronóstico, el técnico francés lo logró. Florentino, al que algunos amigos suyos definen como un hooligan de los despachos, quiere más. Mucho más.

El presidente del Real Madrid prepara una elevada inversión este verano para construir el mejor equipo posible. Un conglomerado de estrellas preparado para defender el firmamento blanco y destruir el meteorito azulgrana. En la galaxia de Florentino todo es posible. Y de cara a la próxima temporada lo quiere absolutamente todo: segunda Champions consecutiva, triplete y sextete.

El plan para su galaxia

Florentino tiene un plan preparado. Quiere mantener a los jugadores comprometidos, los que han dado el callo esta temporada, y fichar además otras nuevas estrellas para su galaxia. Contempla la opción de vender a James Rodríguez, para recaudar más dinero. Pero lo que quiere es tener un 11 de cracks y un banquillos plagado de más cracks. Incluso medita ser menos intervencionista.

Con Zidane le ha funcionado. Apartó a James en contra de su voluntad. Se lo permitió por ser Zizou, y el tiempo le dio la razón. Cree que si llena el Madrid de estrellas y se olvida del negocio de las camisetas por un año, para que el técnico ponga realmente a los que más lo merecen, formará un equipo indestructible. El equipo llamado a ganarlo todo.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad