Florentino Pérez utiliza a James Rodríguez para birlarle un fichaje al Barça

stop

El presidente prepara una ofensiva por un crack

La última jugada de Florentino Pérez para sacar a James Rodríguez del Real Madrid| EFE

04 de julio de 2017 (13:41 CET)

El Real Madrid le quiere. Dani Ceballos se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios del conjunto blanco.

Ya sea para recalar en el Santiago Bernabéu este mismo verano o para cederlo al Betis hasta la próxima temporada, los blancos quieren asegurarse el futuro del futbolista.

Objetivo fijado

Los responsables merengues hace tiempo que andan tras sus pasos y sus exhibiciones en el Europeo sub21 ha terminado de convencer al personal de que es un jugador con el nivel suficiente para formar parte de la plantilla de Zinedine Zidane. Pese al interés del FC Barcelona, que en los últimos días se ha entrometido en el traspaso y está dificultando su fichaje por el Real.

Sea como sea, Florentino pretende su firma cuanto antes, aunque un tercer actor en discordia ha entrado en la operación, y es que la llegada de Ceballos depende directamente de la salida de James Rodríguez.

El jugador  sudamericano lleva meses más fuera que dentro. Zidane le dio muchos minutos en el tramo final de la temporada, pero todo respondía a la estrategia de subir su valor en el mercado.

Las buenas actuaciones firmadas por el colombiano lograron su cometido y a la T4 del Santiago Bernabéu han llegado varias ofertas por el media punta. Asimismo, en Concha Espina esperan concretar pronto la venta de James para atacar el fichaje de Ceballos.

En stand by

Y es que Dani ocuparía el puesto del sudamericano en el Real, tal y como le han comunicado desde el club, pero le han puesto una condición. En el Madrid le han pedido al jugador del Betis que espere.

Los mandatarios no se quieren precipitar. Por un lado, no quieren que se repita el problema del overbooking que tanto ha afectó al equipo la pasada temporada. Pese a la buena gestión de Zizou, varios jugadores se convirtieron en un problema para el míster, al que continuamente le reclamaban más minutos.

Por otro, en el club quieren llenar las arcas antes de acometer cualquier contratación, ya que ello permitirá a la secretaría técnica concretar sin problemas los refuerzos necesarios para la plantilla de Zidane