Florentino Pérez trabaja en un nuevo plan para liquidar a Messi (y al Barça)

stop

El presidente sabe por dónde moverse para conseguir todo lo que quiere

Florentino Pérez hace sitio en el vestuario para los futuros fichajes | EFE

30 de enero de 2017 (13:18 CET)

¿Conocen a Marta Silva? Es la abogada del estado que puso contra las cuerdas a Leo Messi y a Neymar. Es la que exigió las penas más duras para los futbolistas, aunque la fiscalía no veía motivos para hacerlo.

Silva estuvo en el estadio del Real Madrid en el partido ante la Real Sociedad. No es casualidad. En el pasado fue directiva de la entidad. Pero el motivo de su presencia va mucho más allá de ser una simple ex empleada.

El palco de las estrellas

Florentino Pérez sabe cómo cuidar de los suyos. Sabe a quién debe tratar y como lo debe hacer. El presidente mima sus relaciones personales y lo hace en uno de los lugares más calientes de España. El sitio donde se cuecen tantos y tantos negocios. Allí donde se mueven muchos hilos. El palco del Santiago Bernabéu.

No es el primer pez gordo que se ve por las instalaciones de Chamartín. En la época de José María Aznar era constante la presencia del ex presidente por los pasillos del estadio blanco. El ex presidente del Gobierno es solo un ejemplo.

Florentino se mueve bien con los responsables de la FIFA y de la UEFA. También recondujo las relaciones con la Federación Española de Fútbol y con la Liga.

El dirigente sabe que los títulos se ganan en el campo. Tener un proyecto deportivo es básico. Pero más allá de lo que ocurre en el terreno de juego, el mandatario sabe que los trofeos también se ganan en los despachos.

Trabajo subterráneo

Mientras el Barça renuncia a ir a las galas que organizan las instituciones, el Madrid no falta a ninguna. Siempre hay algún representante blanco.

El Madrid no se enfrenta a la UEFA. Los blaugrana llenan de esteladas el estadio en cada cita europea.

El líder de la Liga no protesta por los arbitrajes. En Barcelona disparan en cada partido.

Las consecuencias

El resultado es evidente. Mientras Leo Messi fue condenado a casi dos años de prisión y una importante multa económica, los asuntos de Cristiano Ronaldo con hacienda han pasado desapercibidos.

La FIFA castiga con dos mercados sin fichar al FC Barcelona. El Real Madrid recibe el perdón.

Los cruces de los de Luis Enrique en la Champions no pueden ser más complicados. Los rivales de los de Zidane siempre son los más asequibles.

Los arbitrajes cada vez son más duros con los catalanes. Los madrileños nunca tienen motivos para quejarse.

Está claro quién maneja los mandos lejos de los terrenos de juego. Allí, entre los canapés, Florentino marca los tiempos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad