Florentino Pérez trabaja en silencio la revolución total para el Real Madrid

stop

El presidente blanco cambia la estrategia de una estrella mediática por temporada y apuesta ahora por una revolución galáctica de golpe

Florentino Pérez, acusado de participar en una fiesta con prostitutas en 2013

04 de noviembre de 2016 (22:37 CET)

Florentino Pérez ha aprendido mucho desde que se hizo por primera vez con las riendas del Real Madrid en el año 2000. Ha llovido mucho y han caído chuzos de punta sobre la cabeza del también presidente de la multinacional ACS. Y tras tantos años al mando del Madrid, el dirigente blanco aboga ahora por una serie de cambios de criterio que chocan con los que él mismo impuso. Hablamos de la política de fichajes del club blanco.

El presidente prepara una revolución galáctica previsiblemente para la próxima temporada. Pero ello dependerá en buena medida de los resultados cosechados en el curso actual. Si las cosas van bien, probablemente serán menos los cambios. Si se tuercen, el mandatario blanco ya tiene preparado su plan galáctico, siempre con el permiso de la FIFA y su sanción.

En caso de estar vetados el próximo verano, Florentino pospondrá el plan. Y, quizás, lo avance en parte durante el mercado de invierno, si queda libre de sanción. El caso es que Florentino ya no cree tanto en el fichaje galáctico por temporada, sino que aboga por una revolución por todo lo alto en cuando lleguen resultados muy negativos. Ha aprendido que cuando las cosas van bien es mejor no tocarlas mucho. Solo incentivarlas con retoques que mantengan las pilas puestas a los jugadores.

La lista de la compra

Esta es la lista de la compra que tiene Florentino en mente: 1) Para la delantera piensa en Griezmann y Aubameyang, aunque no descarta pegar un pelotazo con Lewandowski o con un joven talento como es Dembelé. 2) Además, ha posado sus ojos en la nueva perla del Atlético, Carrasco, que podría ocupar la banda de Cristiano en el futuro y ser el Neymar que no consiguió fichar. 3) El centro del campo lo quiere reforzar con jugadores ofensivos, como Draxler, y también defensivos: Verratti o David Alaba. 4) Necesitará un nuevo central de garantías (o dos), entre los que vuelven a sonar Laporte y Marquinhos. 5) Por último, un portero de renombre debido al mal momento de Keylor Navas: vuelve a surgir el nombre de David de Gea.