Florentino Pérez tiene un plan bestial para fichar a Mbappé

stop

El presidente mueve los hilos para hacerse con el diamante en bruto

El último movimiento de Florentino Pérez en el fichaje de Mbappé | EFE

04 de abril de 2017 (09:17 CET)

En busca y captura. Después del parón por selecciones, empieza el tramo decisivo de la temporada. Los hombres de Zidane se juegan el ser o no ser en un puñado de semanas. El Real Madrid apuntala el presente, pero no pierde de vista el futuro.

En una campaña algo irregular –sobre todo en la segunda mitad- el Real se mueve en torno a una máxima mayor: el equipo necesita refuerzos para el año que viene.

Con la Liga apalabrada y la Champions en un momento clave, Zinedine Zidane trabaja a destajo sobre el césped. Y Florentino Pérez en los despachos.

El deseado

El presidente del Madrid peina el mercado en busca de lo bueno y mejor. Y hay ganadores. Uno de los jugadores que el Real ha tenido bajo el punto de mira en los últimos días es Kylian Mbappé.

Desde la explosión del francés en los octavos de la Champions League en la remontada ante el Manchester City, el futbolista ha estado en boca de todos.

Mbappé suma 19 goles y once asistencias en 33 partidos y es uno de los 'máximos responsables' de que el conjunto monegasco ande líder de la Ligue 1.

El Mónaco no tardó en poner precio a la nueva sensación europea y según las cifras se les fue el asunto un poco de las manos. Transfermarket tasa al jugador en 10 millones de euros, pero desde el Principado avisan: la operación no bajará de los 80 'kilos'.

El plan del Madrid

Ante esta situación, Florentino Pérez estudia otras fórmulas para abaratar el traspaso. El presidente no está dispuesto a pagar lo primero que le pidan. Menos aún por un jugador que todavía es un melón por abrir.

La opción que baraja el mandatario pasa por retrasar la operación un año, hasta el verano del 2018. Kylian termina contrato en el 2019 y el movimiento abarataría la operación en gran medida.

Las intenciones del Madrid son sacarlo de Mónaco por la mitad de lo que piden los dirigentes monegascos, que se verían obligados a bajar el precio con tal de que no se marche en el 2019 con la carta de libertad.

La llegada del atacante coincidiría con otra operación que Florentino tiene en mente. El presidente quiere vender a Cristiano Ronaldo ese mismo verano al mercado chino.

El luso lleva una temporada sin estar a la altura y la paciencia se agota. Si todo continúa igual la próxima temporada los responsables blancos buscarán una salida en el mercado. Y el gigante asiático es el único gran mercado dispuesto a absorber a un CR7 en caída libre.