Florentino Pérez sentencia a un intocable de Zidane en el Real Madrid 

stop

El partido frente al Alavés hace estragos en el vestuario

Zidane cierra el primer fichaje para el Real Madrid 2017-18

30 de octubre de 2016 (10:42 CET)

Señalado. La incómoda goleada del Real Madrid frente al Alavés dejó a un jugador retratado en el estadio de Mendizorroza. Zinedine Zidane salió con el once de gala para afrontar un partido clave para el cuadro blando. Si querían marcharse de Vitoria con el liderato en el bolsillo debían ganar sí o sí. Por ello, el técnico galo no dudó en alinear a la BBC en las líneas ofensivas. Y es que aunque en partidos anteriores algún jugador titular le haya demostrado que no rinde al mismo nivel que los teóricos suplentes, el francés hizo oídos sordos y no buscó conflictos; Cristiano, Bale y Benzema fueron, de nuevos, intocables.

Sin embargo, a medida que el partido transcurrió, el cuerpo técnico se volvió a dar con el canto en los dientes. Cierto es que Cristiano Ronaldo recuperó el espíritu goleador que le caracteriza y que tanta falta hacía, pero sin embargo, Karim Benzema no resurgió. El que fuera el revulsivo por excelencia en el Madrid está atravesando por una mala racha, por lo que ya no es el atacante peligroso e imparable de las pasadas campañas. El delantero francés es uno de los intocables de Zizou en el once titular; si está disponible y en condiciones para entrar en la convocatoria, siempre lo llama. Es titular indiscutible, aunque no esté al 100%.

El debate coge cada día más fuerza

Tras el partido frente al Alavés, esta decisión fue puesta en tela de juicio por la afición blanca y por la plana mayor del club madrileño. El teórico suplente de Benzema, Álvaro Morata, se está convirtiendo en el auténtico revulsivo del equipo. Sale y marca. Por ello, el debate del '9' vuelve a hacer estragos en el seno del Madrid; la afición reclama un 'killer', por lo que el internacional español pisa fuerte. Ante esta situación, Florentino Pérez no puede hacer oídos sordos. La grada, en el palco, en el vestuario, el debate se ha disparado en todos los ámbitos.

Álvaro marcó un auténtico golazo en Vitoria, con el que ya son cuatro los tantos anotados en los últimos tres partidos. Zidane le da pocas oportunidades y escasos minutos de juego, pero sin embargo, Morata los aprovecha como nadie. Ante el Athletic marcó el gol decisivo que le daba de nuevo el liderato al Madrid y, el pasado sábado, ante el Alavés anotó el tanto de la tranquilidad.

Por su parte, Zizou no se moja y no da su brazo a torcer: "Ha trabajado muy bien y no ha marcado. Lo ha hecho Morata. Están bien los dos, ya está", desvelaba en la rueda de prensa posterior al partido. El mandamás blanco ya aprieta para que el favoritismo del técnico francés hacia su compatriota y la confianza cegada mengue; se le debe dar la oportunidad de jugar al que mejor esté. Florentino quiere resultados y goles, por lo que su hombre, a día de hoy, es Morata.