Florentino Pérez se saca de la manga un delantero sorpresa para el Real Madrid. Ancelotti acepta el reto

Fotografía: Florentino Pérez se saca de la manga un delantero sorpresa para el Real Madrid. Ancelotti acepta el reto
Fotografía: Florentino Pérez se saca de la manga un delantero sorpresa para el Real Madrid. Ancelotti acepta el reto

El Real Madrid se quedó con las ganas de incorporar a otro atacante en el pasado mercado estival. Las pocas incorporaciones que ha habido han sido para el centro del campo y la retaguardia, si no contamos con el regreso de los cedidos. Porque tanto Gareth Bale como Luka Jovic han vuelto de sus respectivos préstamos, pero, a decir verdad, parece complicado que vayan a tener un papel clave. Sobretodo, el serbio, al que se intentó dar salida.

Su fichaje fue un completo error, pues pagaron 60 millones de euros por un crack que apenas ha marcado dos goles desde entonces. Y ya han pasado dos años… pero es que con Mariano Díaz las cosas no han ido mejor. No fue tan caro, pero su rendimiento tampoco ha estado nunca a la altura de las expectativas, y las lesiones le han impedido tener continuidad. Ninguno es una alternativa fiable a Karim Benzema, a decir verdad. Por suerte, Carlo Ancelotti tiene un as bajo la manga: Andri Gudjohnsen.

Criado en el Barça, donde fue descartado, pasó por el Gavá y el Real Club Deportivo Espanyol antes de recalar en el cuadro blanco. Desde entonces, su progresión ha sido imparable, y, tras pasar por el Juvenil B y el Juvenil A, ahora es uno más en el Castilla al que dirige uno de sus grandes ídolos, Raúl González. Este fin de semana, eso si, no pudo estar disponible, en el encuentro que su equipo venció por cuatro a cero ante el San Fernando, en la Primera División RFEF.

Pero no fue por decisión técnica, si no por estar convocado con la selección absoluta de su país, Islandia. Hizo su debut hace unos días, y, en su segundo partido, ya fue capaz de ver portería, demostrando su instinto depredador. Además, fue una diana de bella factura, en el empate a dos de su combinado nacional frente a Macedonia del Norte. A sus 19 años, es uno de los grandes talentos salidos de La Fábrica, y ya ha sido inscrito por el Madrid para disputar la fase de grupos de la Champions League.

Su debut puede llegar en poco tiempo.

Hijo de una leyenda azulgrana

Andri, como ya se ha dicho, tiene pasado en La Masía. Y la explicación a eso es sencillo, pues entró a formar parte de las categorías inferiores del Barça cuando su padre, el mítico Eidur Gudjohnsen, era miembro del primer equipo. Al Camp Nou aterrizó en el año 2006, tras pasar por el Chelsea, el PSV Eindhoven o el Bolton Wanderers.

Tres campañas estuvo en el combinado culé, sin llegar a tener nunca un papel protagonista. Pero, al menos, puede decir que fue parte de la plantilla que consiguió conquistar el triplete, dirigidos por Pep Guardiola. Tras eso, pasó por el Tottenham Hotspur, el AS Mónaco, el Stoke City, el Fulham, el AEK Atenas, el Molde o el Brujas. Hasta que colgó las botas en 2017.

Ahora, es el segundo entrenador de la selección de Islandia, por lo que puede cuidar de cerca la progresión de su hijo.