Florentino Pérez está que trina |EFE

Florentino Pérez se las tiene con Zidane con un “en verano lo quiero fuera”

stop

El presidente se planta con un crack del míster

18 de octubre de 2017 (14:21 CET)

"¿Soy yo o Benzema está sobrevalorado? Un gol cada muchos partidos en un equipo tan fuerte como el Real Madrid no es nada especial. Decente, no genial", publicó el ex futbolista británico Gary Lineker después del partido entre los blancos y el Tottenham (1-1).

Y no se quedó ahí. Un usuario apeló a las aportaciones tácticas del delantero galo, a lo que el ex futbolista respondió que "la definición no es una debilidad que quieras para un delantero”, y se preguntaba si “la brillantez de Ronaldo rescata a Benzema”.

Y es que el ahora comentarista y analista deportivo no es el único que opina que la etapa del delantero francés en el Madrid ha llegado a su fin. Florentino Pérez está cada día más convencido de que el delantero debe salir en el próximo mercado estival sí o sí. “En verano lo quiero fuera”.

Registros insuficientes

El delantero está firmando su peor temporada desde que llegó al conjunto blanco en el 2009. El atacante no fue decisivo cuando no estaba Cristiano Ronaldo. Entonces Benzema debió asumir el liderazgo del equipo, pero nada más lejos de la realidad.

Por el contrario, fue el joven Marco Asensio el que tuvo que tirar del carro. El ejemplo más claro fue el partido ante el Valencia (2-2), en el que Asensio brilló mientras Karim falló varias ocasiones muy claras.

De mal en peor

Ya con Cristiano libre de sanción en el equipo y después de haberse recuperado de la lesión que sufrió en el partido ante el Levante y que le dejó fuera del equipo en seis partidos –dos de Champions y cuatro de Liga- tampoco mejoraron los números del francés.

Sin ir más lejos, este martes Benzema erró otras tantas ocasiones clarísimas y fue incapaz de dar la victoria a los de Zidane cuando la tenía al alcance de la bota.

En total, el francés ha realizado veinte tiros en 596 minutos esta temporada, en los que sólo lleva dos goles y una asistencia. Unos números que le ponen en el punto de mira y también en la puerta de salida.

El presidente sabe que no será fácil convencer a Zidane para que acceda a dejar salir a su protegido y que ello le llevará más de un enfrentamiento con el míster, pero el bajo rendimiento del ariete obliga a los responsables a tomar medidas urgentes con el jugador.