Florentino Pérez se las tiene con Mourinho por teléfono

stop

El presidente del Real Madrid estalla contra el entrenador del Manchester United por comportamiento desleal

La propuesta de Florentino Pérez a José Mourinho | EFE

09 de julio de 2016 (17:11 CET)

Florentino Pérez ha cambiado su opinión sobre José Mourinho. El presidente del Real Madrid ha pasado de venerar al técnico portugués a criticarlo por ingrato y desleal. El motivo del malestar del máximo dirigente es el deseo del Manchester United de fichar a Paul Pogba y, sobre todo, la campaña de desprestigio que ha iniciado Mourinho para desprestigiar al club español.

Mourinho se ha entrometido en los últimos días en las negociaciones entre el Real Madrid y Pogba. Y lo ha hecho sin contemplaciones. Sin cuidar las formas. El técnico portugués, muy hábil, sabe que la mejor manera de abordar el fichaje del centrocampista francés pasaba por presionar a su representante, Mino Raiola. Esta maniobra ya la temía Florentino Pérez, pero su malestar se debe a algunas duras acusaciones del entrenador del United.

Críticas a Zidane

Mourinho aseguró a Raiola que el vestuario del Real Madrid está viciado y que Pogba tendría muchos problemas con Cristiano Ronaldo porque el portugués no ve con buenos ojos su llegada al Bernabéu. También le dijo que el club español tuvo mucha suerte en la pasada Champions. Y, sobre todo, desnudó a Zinedine Zidane, a quien calificó de "bluff" como entrenador. Mourinho recalcó que el francés es una marioneta en manos de los jugadores. Un técnico sin personalidad.

Estas últimas acusaciones han molestado a Florentino, quien considera que Mourinho ha atravesado una peligrosa línea roja. Raiola ha informado al presidente del Real Madrid de sus conversaciones con Mourinho y el máximo dirigente reaccionó "con palabras muy fuertes", según un estrecho colaborador del ser superior.

Indignado, Florentino Pérez levantó el teléfono móvil y llamó personalmente a Mourinho. La conversación, según ha podido saber GOL, fue muy tensa, con insultos incluidos. La ira del presidente apenas alteró al técnico portugués. Para él, el fin justifica los medios.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad