Florentino Pérez se la jugó a Cristiano Ronaldo en el mes de mayo

stop

La gran debilidad del presidente del Real Madrid

Jorge Mendes reserva una estrella para el Barça de Valverde | EFE

12 de octubre de 2016 (19:45 CET)

No todo es de color de rosa. La idílica relación entre Florentino Pérez y Cristiano Ronaldo parece que no es tan maravillosa como aparenta. El crack portugués es el niño de los ojos del mandamás blanco, aunque no es su única debilidad. El presidente madridista antepone al de Madeira ante los demás jugadores del Real Madrid, pero sin embargo, fuera del Santiago Bernabéu el magnate madrileño tiene otros caprichos.

Neymar, uno de los intocables del FC Barcelona, es el amor platónico de Florentino. El mandamás merengue tiene entre ceja y ceja al astro brasileño. Y es que desde que rechazó la oferta millonaria madridista en 2013 y se marchó al club culé, el madrileño sigue apretando por él en cada ventana de fichajes. De hecho, la última ofensiva que el Madrid lanzó por Ney fue este mismo año. El Barça quería renovar al joven delantero, pero sin embargo, el de la canarinha se hizo de rogar. Neymar se dejó querer hasta el último día, aunque finalmente decidió seguir en el Camp Nou.

El jaque a Cristiano Ronaldo

En este caso, según desvelan fuentes directas del club merengue a las que Diario Gol ha tenido acceso, la debilidad de Florentino por el brasileño es tan fuerte que el mandamás merengue ofreció 72 millones de euros al crack ofensivo el pasado mes de mayo. Finalmente, no llegó a nada. Las acciones de Jorge Mendes y de la cúpula directiva madridista quedaron en papel mojado.

Sin embargo, esta llegada no hubiese sido tan idílica como parecía, ya que su aterrizaje venía acompañada de la venta de Cristiano Ronaldo. Los dos astros no tenían cabida en el Santiago Bernabéu, por lo que uno de los dos debería ser damnificado. Teniendo en cuenta que Neymar hubiese sido el gran bombazo del verano, la posición vitalicia del portugués se hubiese visto en jaque. Por fortuna de Cristiano, el brasileño no se dejó pescar y ha decidido seguir vistiendo la zamarra azulgrana.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad