Florentino Pérez se la juega a James Rodríguez ("Este no se ríe del Real Madrid")

stop

El presidente acorrala al colombiano

Florentino Pérez traiciona a James Rodríguez | EFE

31 de marzo de 2017 (10:32 CET)

Discrepancias. El Real Madrid y James Rodríguez no encuentran el camino a seguir. Ninguno de los dos da su brazo a torcer y la situación se complica a marchas forzadas.

El jugador está en el mercado desde el pasado verano, pero las ofertas que llegaron entonces no convencieron a cúpula. Florentino siempre lo dejó claro: no vendería por mucho menos de los 80 millones que el club blanco pagó por el 'cafetero' en el 2014. Desde el Santiago Bernabéu pidieron, como mínimo, 60 'kilos'.

En enero también tenía opciones para salir, pero el club lo impidió a causa de la sanción de la FIFA que prohibía al Real inscribir jugadores. Las ofertas tampoco cumplían las pretensiones del dirigente.

Pensando en el futuro

A la espera de que se vuelva a abrir el mercado futbolístico, el media punta y su representante, Jorge Mendes, siguen buscando la mejor solución al futuro del futbolista. Sin embargo, la situación se enroca cada vez más.

El sudamericano tiene ofertas, pero ninguna pasa de los 40 millones de euros. Mientras tanto, Florentino insiste en que no venderá por debajo de 60.

Ultimátum al Madrid

El tira y afloja ha llevado a James y a su agente a poner un ultimátum al presidente: si no dejan salir al centrocampista el próximo verano, exige que le renueven y le aumenten la nómina.

Las propuestas que tiene Rodríguez no cumplen las exigencias de Florentino, pero le multiplican la ficha. Mendes quiere que, al menos, le igualen a su representado los ingresos que tendría fuera del club.

Pero el presidente no cede. Y amenaza: dejará al sudamericano en la grada y sin renovar si no llega una opción que compense a las dos partes. El mandatario requiere a la parte contraria que encuentre soluciones.

El aviso de Florentino pone en una difícil tesitura al colombiano, que no quiere quedarse sin minutos en el año previo al Mundial de Rusia.

Motivo oculto

Pero el aviso de Florentino transciende lo económico. No sería la primera vez que un jugador abandona Concha Espina y termina destacando en otro equipo, y no quiere  que el caso se repita con el '10' blanco.

Pérez no quiere ser el hazmerreír de Europa. Quiere evitar venderlo a un grande por cuatro duros, que triunfe en su nuevo destino y deje en ridículo a la entidad madridista. "Este no se ríe del Real Madrid", le insisten los seguidores en las redes:

El directivo aceptaría menos dinero si el destino es un equipo de segunda línea como el Inter de Milán, el Mónaco, o el Oporto, por ejemplo. Pero si James quiere –ese es su deseo- salir a un grande como el Manchester United, el Arsenal, el PSG o el Bayern de Múnich tendrá que ser pagando lo que pide el Real.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad