Gareth Bale  | EFE

Florentino Pérez se harta. Hay un nuevo tridente: ni Benzema, ni Bale, ni Marco Asensio (y la bomba estalla en el Real Madrid-Valencia)

stop

El presidente dicta sentencia en la victoria de los blancos 2-0 ante los de Marcelino

01 de diciembre de 2018 (23:16 CET)

Harto. Florentino Pérez esta harto. Una vez más el presidente del Madrid ha visto como su delantera ha sido incapaz de marcar las diferencias en la victoria 2-0 del Real Madrid ante el Valencia. Un partido que tuvo dos mitades.

La primera en la que los de Santiago Solari fueron los claros dominadores. De hecho, el gol en propia puerta del Valencia cuando apenas se habían disputado cinco minutos del encuentro les puso las cosas muy de cara a los blancos.

El Madrid, con un Modric marcando el ritmo en la media y un Marcos Llorente que volvía a demostrar que si le dan minutos y confianza puede ser un jugador muy importante para el Real, se sentía cómodo ante un Valencia que no conseguía superar el bache del gol en propia.

Modric

Eso sí, en la segunda parte todo cambió. Los blancos, quizás cansados del gran esfuerzo en la presión de la primera y el despliegue físico, dieron un paso atrás ante un Valencia que entendió que, si quería rascar algo de su visita al Bernabéu, debías dar un paso adelante.

Lo dio. Solari dio entrada entonces a Marco Asensio, Fede Valverde e Isco para intentar recuperar el control del balón y del partido, que cada vez estaba más loco. Oportunidades claras, clarísimas, en las dos porterías. El Valencia pudo empatar e incluso remontar, y el Madrid pudo sentenciar en más de una ocasión. Pero cada vez que llegaban al área contrario, a los dos equipos se les hacía de noche.

Fue entonces cuando, por fin, Lucas Vázquez sentenció. Sí, Lucas Vázquez. No Benzema, no Marco Asensio, no Gareth Bale, Lucas Vázquez.

Lucas Vázquez

Florentino Pérez está harto

De hecho, el mallorquín se quedó en el banquillo. Salieron Benzema y Bale de titulares, pero una vez más demostraron que están muy lejos de su mejor nivel y que dan de todo menos miedo.

A excepción de una jugada en los primeros minutos del partido, los dos estuvieron más que desacertados. Confirmaron lo que hace tiempo es ya una evidencia: el Madrid debe renovar su ataque cuanto antes. Y Florentino lo sabe. Y partidos como el de hoy no hacen más que darle la razón.

El presidente está cansado de ver como dos jugadores que están en las posiciones más altas de la escala salarial no tiene impacto en el juego del equipo. Bale, como siempre, ha estado desparecido y sólo se le ha visto en ocasiones menores.

Qué decir de Karim Benzema. El galo ni está ni se le espera. Asensio, de nuevo en el banquillo (Solari ha optado por premiar el encomiable esfuerzo diario en Valdebebas de Vázquez), ha salido, ha tenido una ocasión más que clara, y la ha fallado.

Asensio

Los tres jugadores que estaba destinados a ser la referencia en el ataque del Real no marcan cuando el equipo realmente lo necesita. De ahí que en el palco ya se de por hecho que los tres estarán fuera el próximo verano.

El único que tiene alguna posibilidad de quedarse es Asensio, y más por un tema de edad y proyección. Eso sí, el galés y el francés están fuera. ¿Quién formará el nuevo tridente del Madrid? Son muchas las opciones que se barajan en Chamartín.

El nuevo tridente del Real Madrid

La banda izquierda tiene dos posibles dueños. Por un lado, el gran deseado, Neymar. Florentino lo quiere sí o sí. Si el fichaje del brasileño se acaba truncando, entonces será Eden Hazard el elegido.

En cuanto al nuevo ‘9’, también varias opciones. La principal, y la más cara, la de Harry Kane. El inglés es el favorito de la secretaría técnica y de la zona noble. Por su parte, la el ‘plan b’ pasa por Icardi, más económico y que incluso puede llegar ahora en enero.

Y en la banda derecha, un nombre ilusiona, y mucho, a toda la parroquia blanca: Mbappé. El problema es que sólo uno de los dos cracks del PSG, Neymar o Kylian, aterrizará en el Bernabéu. Y el francés es el que parece más difícil. Si no llega, Pérez optará por ir a por un jugador del perfil de Paulo Dybala o apostar definitivamente por Vinicius con Asensio y Rodrygo en la recámara.

En cualquier caso, lo que el partido ante el Valencia ha demostrado es que este Madrid está muy flojo en ataque. Un gol en propia y un gol de Vázquez, que no es que sea precisamente un goleador nato. Florentino ha tomado una decisión: la limpieza en la artillería está más que decidida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad