“Vinícius está en la operación”. Florentino tiene un plan (y es para enero) | EFE

Florentino Pérez se gasta 200 millones en 24 horas por orden de Lopetegui (y no en Hazard)

stop

El Real Madrid tiene claros cuales van a ser sus próximos fichajes este verano

29 de julio de 2018 (19:32 CET)

El Real Madrid ya se encuentra en Estados Unidos. Apurando los días para su debut en partido amistoso contra el Manchester United de José Mourinho, que llegará más rodado.

Aunque los red devils vienen de encajar una abultada derrota contra el Liverpool (1-4), Mourinho ya se ha justificado alegando que “la mitad de los jugadores no estarán en el equipo”.

Julen Lopetegui seguramente será un poco más respetuoso con sus futbolistas, entre los que se encuentran altas de última hora en la expedición americana: Isco, Asensio, Lucas, Nacho y Kroos.

Sergio Ramos, Keylor Navas y Carvajal se incorporarán próximamente, mientras que los finalistas del Mundial, Modric, Kovacic y Varane, tardarán unos días más.

Mateo Kovacic es, precisamente, uno de los llamados a salir del Madrid este verano. Así lo ha dicho públicamente: no cuenta con suficientes minutos y sabe que jugará más en cualquier otro lado.

Ello abrirá la veda para uno de los tres fichajes que Florentino Pérez tiene marcados en rojo. El presidente blanco está dispuesto a invertir 200 millones de euros en esos tres jugadores.

Thiago Alcántara por Kovacic

La petición de Lopetegui para el centro del campo no es otra que la del ex azulgrana Thiago Alcántara. Un jugador con toque y calidad para mover a un equipo con tanto talento.

Lo bueno de este fichaje es que no llegaría para ser titular, sino para sumar y dar descanso a Modric y Toni Kroos. Un rol similar al que le espera en el Bayern Múnich.

Por este motivo, su precio tampoco puede ser demasiado elevado. Está tasado en 60 millones de euros y pasaría por delante de Dani Ceballos y Marcos Llorente, relevo más natural de Casemiro.

En la delantera también falta artillería. Es en esa posición donde el Madrid prevé el desembolso más importante. Eden Hazard ya está prácticamente olvidado.

Las elevadas pretensiones del Chelsea, pidiendo 225 millones de euros, son una barbaridad hasta para Florentino Pérez. Además, el Madrid necesita gol.

Hazard solo garantiza 20 goles por temporada y es un perfil más similar al de Isco, Asensio e incluso Vinicius, llamados a competir por la banda izquierda si Lopetegui mantiene el 4-3-3.

Gareth Bale vendría a ser el nuevo Cristiano Ronaldo en cuanto a liderazgo sobre el césped y capacidad goleadora. Y su suplente seguirá siendo Lucas Vázquez, que el curso pasado le arañó muchos minutos al galés.

Icardi o Lewandowski para competir con Benzema

En cuanto a la delantera, es donde se cuecen habas. Karim Benzema se está ganando la confianza de Lopetegui, pero no es un delantero goleador.

La idea de Florentino es fichar a un crack de primer nivel que pueda competir con el galo de tú a tú y, probablemente, dejarlo sentado en el banquillo muy a menudo.

El perfil de delantero que pide Lopetegui es el opuesto a Benzema. Menos preciosista, pero más eficiente. Digamos que buscan el perfil de un goleador puro y duro.

Los dos nombres que hay sobre la mesa en estos momentos son Mauro Icardi y Robert Lewandowski. El primero encaja más por edad y versatilidad.

Lewandowski –cumple 30 años en agosto– es un delantero a la vieja usanza. Letal y poderoso, gran rematador por alto y por bajo. Es el que más se puede acercar a la cifra de 40 goles por temporada.

Entre 90 y 110 millones de euros por el delantero

Pero el estilo del polaco encaja menos con el Madrid. Icardi, de 25 años, tiene más movilidad y es rápido, a la vez que buen rematador. Quizá no llega a 40, pero sí marcaría 30 goles perfectamente.

La cláusula de escape de Icardi para salir del Inter está cifrada en 110 millones de euros. Una cantidad que el Madrid está dispuesto a asumir.

Lewandowski, por una cuestión de edad, debería costar unos 90 millones de euros. Y aunque ya ha pedido salir, habrá que ver qué dice el Bayern, reacio a reforzar un rival como el Madrid.

Lopetegui, por su parte, no es tan ambicioso y se conformaría con un perfil medio como el de Rodrigo Moreno o, incluso, el francés Fekir. Pero los patrocinadores exigen un crack al presidente.

Más allá de Thiago y el delantero –con Icardi favorito pero sin descartar a Lewandowski ni Rodrigo–, los blancos aún buscan un nuevo refuerzo para la retaguardia: el portero.

Courtois en la portería

Aunque el rendimiento de Keylor Navas ha sido bueno estos años, hace falta otro jugador capaz de rendir a primer nivel en la portería. Y ese será Thibaut Courtois.

El Chelsea no pondrá tantas trabas para su salida como ha puesto con Hazard, y el precio final rondará unos 35 o 40 millones de euros.

De esta forma, Lopetegui se garantizará seguir teniendo una plantilla de lo más competitiva, con dos jugadores de primer nivel por posición. Y esto es en parte posible gracias a Cristiano Ronaldo.

Con la salida del crack luso, habrá una mayor estabilidad salarial y el Madrid podrá mantener a más jugadores bien pagados tras haberse liberado de un sueldo que era casi tres veces mayor al del segundo jugador mejor pagado del equipo.

Por tanto, Florentino se podrá permitir tener a jugadores como Keylor Navas o Benzema en el banquillo, luchando por la titularidad. A más competitividad, esperan que haya más rendimiento.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad