Florentino Pérez y su última jugada maestra| EFE

Florentino Pérez revoluciona el Clásico con un fichaje galáctico de última hora

stop

El presidente del Real Madrid mueve ficha con una bomba

23 de diciembre de 2017 (10:13 CET)

El presidente del Real Madrid prepara una bomba para dejar muy tocado al Barça antes del Clásico. Una bomba que viene tiene forma de fichaje y que puede hacer temblar a las estructuras blaugranas.

Florentino Pérez tiene la intención de torpedear una operación que el Barcelona tiene prácticamente cerrada. No es otra que la de Antoine Griezmann. El delantero del Atlético de Madrid acaba contrato el próximo verano y todo apunta que hará las maletas y dejará a tras el Wanda Metropolitano rumbo al Camp Nou.

Tanto es así que incluso varios miembros de la directiva del club catalán ya no dudan en afirmar que está hecho. Pero Florentino sabe que hasta que no se firma no está cerrado del todo y tiene la intención de ir a por él.

Revolución en ataque

Y es que el máximo dirigente blanco no quiere ni ver a Griezmann vestido de azulgrana. Sabe que la incorporación del delantero a la plantilla de Ernesto Valverde sería un gran paso y pretende impedirlo.

¿Cómo? Convenciendo al francés que el Real es mejor opción que el Barcelona. El principal argumento que utilizará es el del dinero. En el próximo verano varios cracks del conjunto blanco abandonarán la disciplina de Zidane y con su marcha el club ganará unos cuantos millones.

El dinero que dejen en caja Gareth Bale y Karim Benzema, los dos delanteros que se quiere cargar el presidente, serán más que suficientes para poder pagar la cláusula de Antoine (100 millones) y ofrecerle un mejor contrato que el de Bartomeu y lo suyos.

Desde los despachos del Bernabéu ven en el galo el delantero perfecto para darle na vuelta de tuerca al ataque blanco. Un ataque ya muy desgastado y con necesidad de caras nuevas. Que mejor que un jugador que ya sabe lo que es jugar en un grande y que se conoce la Liga a la perfección.

Sin problemas

Por otro lado, otro de los argumentos que utilizará Florentino para intentar convencer a Griezmann es el deportivo. Desde Valdebebas saben que Leo Messi está presionando mucho a la directiva culé para que no lo fichen. El motivo es que el argentino es muy consciente que la llegada del astro restaría minutos a su gran amigo Luis Suárez.

Esos movimientos en la sombra de Messi han llegado también al francés que ya le ha dicho a la directiva culé que no va a dejar el Atlético para calentar banquillo en el Camp Nou. Si ficha es para ser titular así que el Barça tiene dos opciones: o Suárez se va al banquillo o se va fuera.

Un primer encontronazo entre Messi y Griezmann que el Madrid quiere aprovechar para llevárselo hacia Chamartín. Una jugada hábil de Florentino que pone patas arriba el Clásico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad