Florentino Pérez recibe un chivatazo peligroso de un crack del Real Madrid 

stop

El presidente blanco trabaja a destajo para planificar la temporada

Florentino Pérez pone 90 'kilos' para reventar un fichaje del Barça  | EFE

31 de julio de 2016 (13:00 CET)

Nuevo lío. Florentino Pérez sigue trabajando a destajo para encontrar refuerzos para el nuevo proyecto de Zinedine Zidane. El presidente blanco mueve sus contactos y planifica la próxima temporada del equipo madridista. Y es que con la expedición en Estados Unidos, el magnate merengue tiene la agenda bien apretada.

No está el horno para bollos. Con la pretemporada en pleno auge, al mandamás madrileño le han llegado noticias movidas. Y es que el gran crack del equipo, Cristiano Ronaldo, está gozando de unas vacaciones por todo lo alto. El portugués, que se lesionó en la final de la Eurocopa, está disfrutando de un tour por tierras americanas. Tras relajarse en Ibiza con sus familiares, ahora el luso ha aprovechado para soltarse la melena.

Cristiano ha sido 'pillado' en varias fiestas nocturnas. El astro merengue se ha dejado ver bien acompañado. La actriz mejicana Eiza González y el futbolista se han mostrado muy cariñosos en público. Besos, caricias, abrazos, no ha faltado de nada. Y es que en Miami, en Las Vegas, en Ibiza, el tres veces ganador del Balón de Oro no ha dejado títere con cabeza.

Sin noticias de la lesión

Todo esto no ha sentado nada bien a la entidad blanca, ya que Cristiano está lesionado. De hecho, desde el club se esperaba que, como en otras ocasiones, el futbolista lo diera todo para recuperarse cuanto antes. Y es que no es de extrañar ver a Ronaldo acelerando a marchas forzadas su recuperación cuando ha tenido ciertas lesiones. En este caso, se lo está tomando con mucha calma. Florentino, consciente de ello, no ha asimilado demasiado bien los últimos acontecimientos protagonizados por el astro luso.

Y es que al parecer, el portugués ya tiene la tarea hecha para este año. Con la Champions y la Eurocopa en su bolsillo, CR7 se muestra más relajado. El futbolista presumiblemente se ve con el Balón de Oro ganado, por lo que parece que ha bajado el nivel de exigencia. Cristiano se centra en comenzar 2017 con buen pie. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad