La última locura de Florentino Pérez está a punto de estallar | EFE

Florentino Pérez prepara una muy gorda: 100 millones en 24 horas en el Real Madrid

stop

El presidente tiene entre manos una operación de última hora

29 de agosto de 2017 (14:09 CET)

A unas pocas horas del cierre del mercado futbolístico, los clubes terminan de cerrar las operaciones necesarias para completar sus conjuntos de cara a la temporada que justo acaba de empezar.

El Real Madrid es uno de ellos. En los despachos de la T4 del Santiago Bernabéu no se dará el trabajo por acabado hasta que no se cumpla el plazo, pues en Chamartín no descartan que se pueda producir alguna operación de última hora.

La temporada se presenta larguísima y si bien es cierto que los de Zinedine Zidane suman ya dos títulos, todavía quedan cuatro en juego. El empate ante el Valencia en la segunda jornada de LaLiga tampoco ayuda a tener las mejores vibraciones para lograr el ansiado sextete.

Por eso el míster quiere tener una plantilla de garantías que le permita aspirar a todo. Asimismo, según apuntó Eduardo Inda en El Chiringuito de Jugones, Zidane pretende apuntalar el equipo con dos incorporaciones antes del 31 de agosto por la noche.

Pólvora para el ataque

El galo quiere un delantero desde que Álvaro Morata puso rumbo al Chelsea. Un jugador que supla al ex madridista y que interprete el papel que tenía el canterano blanco. Esto es, un jugador que acepte la suplencia y que sea capaz de revolucionar un partido como hacía Morata.

Las intenciones pasan por hacer un fichaje low cost, aunque en el Bernabéu no descartan cerrar un crack de última hora si finalmente salen Karim Benzema o Gareth Bale.

Foja en la defensa

La otra pieza pretendida por Zizou es para la defensa. El galo piensa que la calidad de Raphaël Varanne es indiscutible, pero no le ve preparado para mandar en la retaguardia.

Tampoco confía en Nacho Fernández, al que puso en el once ante la ausencia del francés y no dio el nivel exigido en el Madrid.

Y mucho menos en Jesús Vallejo, al que ve demasiado verde. Así lo demostró ante el Valencia, donde alineó a Casemiro en el sitio de Sergio Ramos, que no podía jugar después de la expulsión ante el Deportivo de la Coruña.

A esta partida, Florentino Pérez está dispuesto a invertir hasta 100 millones de euros. Nada comparado con tener un equipo favorito para ganar todas las competiciones en juego.