Florentino Pérez pone la cruz a un intocable de Zidane

stop

El presidente del Real Madrid está harto de niñerías y milongas

Florentino Pérez interviene en uno de los fichajes del Barça | EFE

29 de diciembre de 2016 (23:19 CET)

Florentino Pérez se ha puesto serio. El empresario, feliz por la resolución favorable de la sanción de la FIFA, planea poner en vereda a determinados miembros de la plantilla.

El presidente del Real Madrid no quiere cuentos chinos. Ni milongas. Está harto de niñerías. El que quiera seguir en el Madrid, que se quede. Pero en serio, no de boquilla.

Quiere futbolistas comprometidos, que no antepongan siempre sus intereses personales a los del equipo. Y los jugadores obsesionados con la ficha irán a la calle.

Isco lo tiene crudo

Uno de estos casos es especialmente complicado. El futbolista se ha convertido en un intocable de Zinedine Zidane.

Aunque no siempre juega de inicio, en los últimos meses Isco Alarcón se ha ganado un sitio importante debido a las lesiones de sus compañeros.

Tiene un papel relevante, pero tampoco es un imprescindible del equipo. Es por ello que Florentino se prepara para darle un ultimátum.

Mano dura

Si no renueva dentro de unas semanas con el Madrid y se le pasa por la cabeza agotar su contrato para marchar libre en 2018 tendrá un problema. Y de los gordos.

La idea principal de Florentino es venderlo en verano. Siempre y cuando no haya renovado, lo mejor es quitárselo de encima. Pero el jugador podría resistirse.

Si se niega a salir, Isco seguiría otro año en el Madrid, pero lo haría completamente condenado al ostracismo. Ni partidos, ni convocatorias. Nada. Un año sin jugar.