Florentino Pérez pone la cruz a cinco intocables del Real Madrid

stop

El Villarreal saca los colores al equipo de Zidane, que no pudo con Guardiola

Cristiano Ronaldo hace aspavientos tras recibir trajeta amarilla en el Madrid-Villarreal (1-1) | EFE

21 de septiembre de 2016 (22:11 CET)

El Real Madrid se estampó en el Santiago Bernabéu. No pudo con el Villarreal (1-1). Zinedine Zidane se dejó los dos primeros puntos de la temporada y el equipo provocó un tremendo enfado en el estadio blanco. Florentino Pérez vio el espectáculo con cara de susto. No pudo llegar la quinta victoria seguida. No pudieron superar el récord de 16 triunfos consecutivos de Pep Guardiola.

La cara de Florentino, en sintonía con la afición, lo decía todo. Especialmente torcido estuvo el gesto del presidente en el momento de la sustitución de Gareth Bale. El galés estaba siendo el mejor en Chamartín, pero Zizou optó por sustituirlo para dar entrada a Lucas Vázquez. Posteriormente sustituyó a un desaparecido Karim Benzema. Álvaro Morata no lo hizo mejor.

Cristiano, obsesionado

El Madrid pudo ganar, pero no brilló y pagó caro un error, otro más, de Sergio Ramos. El de Camas cometió un nuevo penalti absurdo al tratar de rectificar un error de Rafa Varane. Bruno se encargó de batir a Kiko Casilla desde el punto fatídico, a lo Panenka, para estrenar el luminoso al filo del descanso. Posteriormente, el propio Ramos enmendó su error anotando el gol del empate.

Cristiano Ronaldo aguantó hasta el final del encuentro, como contra el Sporting de Portugal. Pero esta vez no sonó la flauta. Zizou aguantó a la estrella a pesar de su mal estado de forma. A pesar de su nefasto partido. Y a pesar de las broncas que protagonizó, fruto de ese habitual egoísmo de balón, con varios compañeros como Kovacic, DaniloCarvajal entró por Marcelo, lesionado– y el propio Bale.

La gran sorpresa

No sale mejor parado Toni Kroos. El centrocampista alemán tuvo que hacer de Casemiro y demostró que la posición de pivote defensivo le da mucha pereza. Cuando el brasileño esprinta a recuperar en el repliegue defensivo, Kroos baja al trote. Al alemán no le gusta esa posición, prefiere estar más cerca del área y con él retrasado el Madrid baja sus prestaciones. Que James y Kovacic fuesen los interiores tampoco ayudó. El Real hizo aguas por su centro del campo experimental.

Estos fueron los cinco señalados del Madrid-Villarreal: Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Toni Kroos, Rafa Varane y Sergio Ramos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad