Solari

Florentino Pérez pone 700 millones para el sustituto de Solari: reunión secreta en la última semana en el Real Madrid

stop

Se agotó la paciencia del presidente del club de Chamartín

17 de febrero de 2019 (18:55 CET)

El Real Madrid dejó este domingo claro contra el Girona que tiene dos caras completamente diferentes. Los blancos son capaces de lo mejor y de lo peor.

La cara A del Real Madrid

Por un lado esta el Madrid de las primeras semanas de Santiago Solari en el cargo de entrenador merengue. El Madrid que encadenó cuatro victorias seguidas: dos en Liga contra el Valladolid (2-0) y el Celta (2-4), una en la Copa del Rey contra el Melilla (0-4) y otra en la Champions League contra el Viktoria Plzen (0-5). Cuatro choques con 15 goles a favor y solo dos en contra que hacían pensar en que se había cortado la hemorragia que vivía el equipo con Julen Lopetegui.

Real Madrid

El mismo Madrid que se vio en el Mundial de Clubes, cuando arrasaron a sus rivales para llevarse el título por tercera vez consecutiva. Y también el Real que estábamos viendo en las últimas semanas. El que sumaba seis victorias y un empate en los siete partidos anteriores al del Girona.

 

La cara B del Real Madrid

Pero entre medio de estas rachas hemos visto al otro Madrid. El que después de la primera racha positiva perdió contra el Éibar (3-0) y solo fue capaz de ganar por la mínima y sufriendo contra el Huesca y el Rayo Vallecano. Ese Madrid nefasto de los primeros meses del 2019, que sumó dos derrotas un empate y solo dos victorias en los primeros cinco partidos disputados en enero.

Un Madrid que hemos vuelto a ver esta semana. Los blancos ganaron en Ámsterdam en la ida de los octavos de final de la Champions League contra el Ajax, pero la imagen dejó a la vista muchas carencias y preocupaciones. Una mala versión que se ha vuelto a repetir este domingo contra el Girona. Un partido en el que el Madrid probablemente se haya despedido de la Liga.

Girona Gol

Renovación de paripé

Por su parte, Florentino Pérez ratificó a Santiago Solari en su puesto tras los primeros choques disputados. Después de la primera racha positiva. Pero visto lo que ha venido a continuación, son contados con los dedos de una mano los que todavía se creen que Solari seguirá.

Solo un milagro como ganar un doblete salvarían el cuello del argentino. Un milagro que Florentino no cree que se produzca. Y por eso hace semanas que anda tanteando los entornos de diferentes entrenadores para el próximo curso.

Los candidatos de José Mourinho

El que le gustaría al presidente es José Mourinho. El luso es la mano dura que cree que necesita el vestuario. Pero sabe que el portugués provocaría una guerra en el grupo.

Jurge Klopp, Mauricio Pochettino y Massimiliano Allegri también gustan. Pero también Joachim Löw, y es el seleccionador alemán el que ha ganado enteros en los últimos días.

Joachim Löw gana peso

El ciclo de Löw en el combinado germano se acerca a su fin. Él mismo lo reconoció en una entrevista hace unas semanas. La misma en la mandó un guiño al Real Madrid: “La mayor parte de mi tiempo como seleccionador nacional ya pasó, por tanto llegará el momento en el que uno tenga que pensar en qué hacer después. Yo, por mi parte, sigo interesado en dirigir a un club. Creo que sería en el extranjero, en Alemania no. El Real Madrid es un club interesante para todo entrenador”, comentó el míster.

Y en el Madrid lo ven como uno de los candidatos perfectos a ocupar el puesto. Los responsables quieren un técnico al que no le tiemble el pulso a la hora de cortar ciertas cabezas, que implante un sistema de juego, que proponga una metodología efectiva, que acabe con la buena vida de muchos en Valdebebas y que haga volver a disfrutar a la afición.

Löw cumple con el perfil que quiere Florentino Pérez

Y consideran que Löw es ese entrenador con experiencia, con las ideas claras y, sobre todo, con un rigor táctico de los que hace tiempo que no se ven en la capital española. Además, acumula títulos muy importantes a sus espaldas, lo que le otorga cierto respeto de entrada por parte de los pesos pesados.

Tanto es así que desde Chamartín ya han tanteado el entorno del técnico. Quieren saber hasta qué punto le pueden tener en cuenta para el puesto la próxima temporada.

Lo que pondrá Florentino Pérez para Joachim Löw

Joachim, por su parte, no vería mal empezar una nueva etapa en el Madrid, pero Florentino sabe que, para que acepte la propuesta, debe tener cierta carta blanca para moldear la plantilla a su gusto.

Joachim Löw

Un espacio que Florentino está dispuesto a darle a  Löw, para el que ha pactado incluso las partidas que está dispuesto a destinar a la renovación plantilla.

Por un lado, unos 400  millones de euros de la venta de jugadores como Isco, Marco Asensio, Modric, Marcelo, Bale o Benzema, muchos de los cuales el alemán no quiere saber nada.

Una cifra a la que Florentino está dispuesto a llegar hasta 300 más en caso de que la temporada actual termine en blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad