Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

Florentino Pérez pone 300 millones por orden de Zidane (y no son para Neymar, ni Mbappé)

stop

El presidente del Real Madrid mueve ficha

13 de agosto de 2019 (12:55 CET)

La pretemporada del Real Madrid no ha sido precisamente la que muchos esperaban. Ni de lejos. La vuelta de Zinedine Zidane al banquillo del conjunto blanco a finales de la pasada temporada hacia presagiar que este verano iba a ser uno de esos veranos de ilusión, grandes fichajes y grandes revoluciones.

Algo que, de momento, se ha quedado en poco o nada. El único gran nombre que ha llegado (de momento) es Eden Hazard, y no es que el belga esté maravillando precisamente.

Los de Zidane han completado una pretemporada en la que el mal juego y el bajo tono del equipo ha dejado a muchos preocupados. Y ojo porque no solo entre los aficionados, que ya temen otra temporada desastrosa, sino también en el seno del club.

Real Madrid Houston

Es por eso que en los últimos días los teléfonos no paran de sonar en el Bernabéu. La actividad es máxima a apenas unos días para que empiece La Liga. Quedan días aún para que el mercado de fichajes eche el cierre y Florentino y Zidane parece que no han dicho aún su última palabra.

Zidane mueve ficha

Eso sí, parece claro que la idea que tienen en mente para reforzar al equipo no es la misma en el caso de Zizou que en la de Pérez. El presidente quiere que sea Neymar el nombre que ilusione de verdad al madridismo. Quiere que sea su golpe final encima de la mesa y, de paso, dar un estacazo al Barça, que también está en la lucha por hacerse con los servicios del brasileño del PSG.

De hecho, el PSG quiere que sea el Real el equipo al cual se vaya Neymar, pero parece que Zidane no está por la labor. El técnico galo considera a Ney, como ocurre también con Mbappé, un crack, pero considera también que el Madrid necesita reforzar antes otras posiciones  y prefiere destinar los, cómo mínimo, 300 millones que implicarían el fichaje del carioca (traspaso, fichas, comisiones…) para hacerse con otro perfil de futbolistas.

Obviamente el delantero brasileño sigue estando encima de la mesa pero Zidane está insistiendo mucho a Florentino para destinar la millonada preparada para el carioca en otros futbolistas.

Zinedine Zidane | EFE

Los elegidos de Zidane

Y el primero de ellos sigue siendo Pogba. Si bien es cierto que la Premier ha empezado y el United no puede ya fichar a nadie, Zidane sigue insistiendo por su compatriota. Paul era, junto a Hazard, la gran apuesta de Zizou cuando regresó al Madrid.

El técnico sabe que el centro del campo del Real no está para echar cohetes y, como bien se ha evidenciado en la pretemporada, necesita sabia nueva como el comer. Zizou está dispuesto a todo, incluso a pagar 160 o 170 millones por un Pogba que, como bien ha dejado claro su representante Mino Raiola, ansía salir de Old Trafford. La operación no está descartada. En el Bernabéu sigue estando encima de la mesa, aunque cada día que pasa se vuelve más complicada.

Paul Pogba | EFE

Pero ojo porque no es Pogba la única ‘obsesión’ de Zidane. Y es que en este pretemporada hemos visto como el técnico blanco ha apostado en alguna ocasión por un sistema de juego formado por tres centrales.

Un sistema cada vez más común en Europa y que parece que convence a Zinedine. Veremos si lo acaba implantando o no de forma definitiva, pero parece claro que el míster francés quiere reforzar la defensa con otro central de primer nivel. Sergio Ramos no tiene cuerpo para aguantar una temporada larga, Varane no es que sea precisamente un central regular e implacable, Militao se está mostrando errático y Nacho no pasa de ser un suplente.

En los partidos de pretemporada se ha evidenciado que la defensa blanca sigue siendo un problema de ahí que, ya sea para poder contar con cinco centrales por si quiere jugar con tres o simplemente para tener mayor competencia en el eje, ZZ quiere un refuerzo.

Y ahí aparecen nombres como los de Koulibaly, que lleva tiempo en la agenda blanca y que podría llegar por un precio cercano a los 80 millones, Marquinhos, que dada la buena relación del PSG con Florentino saldría más barato o incluso Ruben Dias, el joven central portugués que sigue desde hace tiempo el Madrid.

Además, Florentino sigue teniendo en mente a Christian Eriksen, un jugador que se presenta como una oportunidad de mercado y que, por una cifra cercana a los 60 millones de euros, podría recalar en el Madrid y reforzar el centro del campo.

Más pólvora arriba

Por último, en esta pretemporada ha quedado muy claro también que el equipo blanco sigue teniendo un problema arriba. Por mucha confianza que tenga Zidane en Hazard y Benzema, no es que el belga y el galo sean precisamente dos jugadores con instinto asesino de cara al gol.

Jovic sigue sin demostrar que los 60 millones de euros que pagaron por él de momento no se justifican, Vinícius sigue estando muy verde y no es un jugador precisamente con el gol entre ceja y ceja y, con Bale en la rampa de salida, Asensio lesionado y Mariano pendiente de salir en forma de cedido, a este Madrid le falta pólvora.

Una pólvora que sí que le podría dar dos jugadores que están pendientes de salir de la Serie A en cuanto puedan: Paulo Dybala y Mauro Icardi. Cada uno a su manera, los dos argentinos elevarían la calidad de la delantera blanca y aportarían ese plus de goles que a día de hoy falta en la plantilla blanca. En ambos casos Florentino podría pagara una cifra cercana a los 60 millones para fichar a uno de ellos.

Tres posiciones, tres jugadores que Zidane considera mucho más importantes que el fichaje de Neymar que, si bien sería un bombazo, no solucionaría muchos de los problemas que este nuevo Real Madrid 2019-2020 ha evidenciado en sus primeros partidos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad