Florentino Pérez pierde los nervios con un intocable del Real Madrid ("Es un paquete")

stop

El presidente acabó desesperado con uno de sus cracks

Florentino Pérez no pasará por el aro con uno de sus cracks | EFE

23 de febrero de 2017 (09:48 CET)

No hubo reacción. Los minutos iban cayendo en el cronómetro y el Real Madrid no era capaz de cambiar el marcador. Solo en determinados momentos se vio a un Madrid capaz de llevarse el encuentro. Durante el resto del partido se percibió un equipo sin ideas. Encallado.

La desesperación se iba apoderando de Florentino Pérez y de la afición. No veían capaz a Zinedine Zidane de tocar la tecla adecuada para doblegar al Valencia.

El presidente estaba exasperado al término del encuentro. No entendió ninguna de las decisiones de su entrenador. Al dirigente empiezan a no gustarle algunos de los métodos del técnico.

Sin respuesta

Dejó en el banquillo a Gareth Bale, cuando el galés fue el mejor ante el Espanyol el pasado sábado. El extremo entró en el minuto 62 y sus acciones dejaron claro que debería haber estado desde el inicio.

Dio la titularidad a Karim Benzema, que hace partidos que se muestra muy lejos de su nivel. Volvió a ser el delantero sin recursos de los últimos meses.

Zizou tampoco reaccionó cuando las cosas iban peor. El equipo necesitaba más pólvor, pero Álvaro Morata se quedó en el banquillo.

Pepe sigue marginado. Desapareció del once titular hace semanas y nadie se explica el por qué. Zidane está empeñado en darle el puesto a Raphael Varanne. Sin ir más lejos, ante el Valencia fue uno de los grandes retratados de la noche.

Apareció en la foto de los dos goles de los ches y a punto estuvo de ser expulsado por una patada en la cara a Gayá. Quizás fuera involuntaria, pero un profesional de élite no puede jugarse quedar fuera de un partido por una acción absurda.

Tampoco supo dar al centro del campo lo que necesitaba. El conjunto blanco necesitaba más control, jugadores más técnicos. Futbolistas como Isco Alarcón. Sin embargo, el malagueño se quedó en el banquillo hasta el final.

Crece el nerviosismo

Los aficionados tampoco acabaron nada contentos el encuentro. Consideran que el líder de la Liga regaló el partido. "Es un paquete" fue la frase más repetida en internet. La "flor" del míster también fue uno de los grandes temas de conversación.

El equipo blanco sigue sin encontrar el rumbo en este 2017. La eliminación de la Copa hizo mucho daño y ahora todo se mira con lupa. El madridismo esperaba que el equipo sentenciara media Liga ante los valencianos. Las dudas invadieron a los responsables y a los seguidores. Aumenta la desconfianza. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad