Florentino Pérez pide un favor a Sergio Ramos ("Y te lo cargas")

stop

El tiempo corre y el nerviosismo se palpa en el Bernabéu

Sergio Ramos para los pies a Florentino Pérez en una de sus operaciones | EFE

17 de abril de 2017 (17:01 CET)

Voz y voto. A falta de poco más de dos meses para que el mercado de fichajes estival suba su persiana, los despachos del Real Madrid ya sacan humo para trazar las líneas del nuevo proyecto 2017-18.

Mientras que Zinedine Zidane no levanta la cabeza del césped, Florentino Pérez dibuja las líneas de un ciclo ganador. El equipo blanco tiene dos títulos en juego, por lo que no puede permitirse ni un fallo. Ahora bien, también deben pensar a medio plazo y tomar decisiones.

Precisamente esto es lo que ocurre con Isco Alarcón. Los principales pesos pesados madridistas ya han desfilado por el despacho del presidente blanco en un plan renove sin precedentes.

Sin embargo, no todos los futbolistas clave han cogido número. El centrocampista malagueño es un buen ejemplo de ello. El andaluz, sin demasiada continuidad sobre el verde, prefirió meter la renovación en la nevera.

No hay excusa

En las últimas semanas, el español ha protagonizado el culebrón más sonado. A la vez que el merengue dio largas al Madrid, los pretendientes más celosos activaron el tanteo con el jugador. El Barça fue el gran protagonista de estos sondeos.

Ahora bien, en las últimas horas algo ha cambiado. Isco está en estado de gracia y Zidane es consciente de ello. Así pues, el técnico galo cada vez da más protagonismo al centrocampista y defiende que lo quiere en el Santiago Bernabéu.

Florentino le ha ofrecido cuatro años más y una mejora salarial considerable. Sin embargo, Alarcón aún no se ha decidido y no ha dado el 'sí, quiero'.

Por ello, el mandamás blanco ha tomado cartas en el asunto. El tiempo corre y en los despachos merengues no quieren que el culebrón siga ganando fuelle: se decide o retirarán la oferta. Y es que las habladurías que apuntan a que Isco se dejó querer por el Barça no han gustado nada en la caseta madridista.

Ante esta situación, el magnate madrileño ha dado un paso hacia adelante. Conocedor de la buena relación entre Isco y Ramos, el máximo dirigente merengue le ha encargado a Sergio que mueva hilos. "Convéncelo o, de lo contrario, nos lo cargaremos".  

Paso a paso

Por el momento, el líder ha dado un paso al frente y ha declarado públicamente que espera que la renovación llegue cuanto antes. Lo quiere en su equipo.

Ahora bien, entre bambalinas, estas afirmaciones han ido un paso más. Sergio e Isco son buenos amigos, por lo que el de Camas ha tirado de la cuerda. El Madrid no quiere escribir más capítulos en el culebrón, por lo que si quiere seguir en el Bernabéu debe dar un paso hacia adelante.