Florentino Pérez  |  EFE

Florentino Pérez pide un crédito galáctico en las últimas 24 horas (y no es por Neymar)

stop

El presidente del Real Madrid ya lo tiene todo preparado para un asalto final

16 de agosto de 2019 (12:55 CET)

Por mucho que la temporada arranque mañana para el Real Madrid, Florentino Pérez y Zinedine Zidane sigue trabajando en mejorar la plantilla. De hecho, aún son muchos los puntos que tiene que tratar de puertas hacia dentro para que el club blanco tenga una nómina de jugadores capaz de mejorar la desastrosa campaña anterior.

Visto lo visto en los partidos de pretemporada, este Real necesita nuevos referentes. Si bien es cierto que el presidente estaría encantando de que fuera Neymar uno de ellos, Zidane no está por la labor.

Como ya ha avanzado en más de una ocasión Diario Gol, el técnico galo no tiene la más mínima intención de hacerse con el delantero brasileño. Por muy crack que sea, ZZ considera que la plantilla necesita otra clase de refuerzos antes que el carioca.

Zinedine Zidane | EFE

Es más, cuentan desde dentro que el míster está intentando convencer a Florentino para que, en vez de ir a por el astro del PSG, siga insistiendo por el nombre con el que se plantó en la primera reunión que mantuvieron antes de que Zizou volviera al cargo: Paul Pogba.

Zidane quiere a Pogba sí o sí

El centrocampista del Manchester United se ha convertido en el objetivo número uno del entrenador francés. Si ya lo era antes, ahora, tras comprobar el juego de los suyos en la pretemporada, aún más.

Zidane quiere que Pogba sea su estandarte en el centro del campo, un jugador que rompa líneas, que se mueva libremente por la media y que, con llegada y recorrido, desajuste defensas y combine con los de arriba.

Un jugador que, a día de hoy, no tiene. De hecho, el centro del campo del Madrid actual no ha variado respecto al del año anterior: Casemiro, Lucas Silva, Kroos, Modric, Valverde e Isco. También James Rodríguez y Kubo, pero parece que no estarán cuando cierre el mercado.

De ahí la insistencia de Zidane a Florentino para que ponga todo lo que tenga que poner encima de la mesa para hacerse con Pogba, un jugador completamente diferente a lo que tiene en plantilla, que revolucionaría la media y que aportaría frescura a una zona ancha que, desde luego, parece destinada a fracasar como la temporada anterior.

Florentino Pérez mueve ficha

El problema para Zidane es que el Manchester se mantiene firme en su postura: si el Madrid quiere a Pogba deberá plantarse en Old Trafford con un cheque de, como mínimo, 160 millones de euros. Una cifra que, al menos a día de hoy, el club no quiere pagar.

Entre otras cosas porque sabe además que la ficha que cobrará Pogba no será menor, con lo que las cifras de la operación se dispararían. Eso sí, apuntan desde dentro que, vista la insistencia de Zidane, Florentino estaría dispuesto incluso a pedir un crédito galáctico en el caso de que la operación entrara en su recta final.

Y ahí le ha salido un aliado a Zidane. Y no uno menor precisamente. Y es que cuentan desde Inglaterra que el mismísimo Mino Raiola, el polémico agente de Pogba, se reunirá en las próximas 24 horas con la directiva del United para facilitar la salida de su estrella.

Raiola ya le ha dejado muy claro al United que el desea de Pogba es vestir de blanco este mismo verano y que lo mejor para todos sería que le abrieran las puertas. Los ingleses saben que juegan con el factor tiempo a su favor y, de momento, siguen pidiendo los 160 millones de euros que Florentino no quiere pagar.

El hecho de no haber fichado a ningún crack en el centro del campo y de que el mercado en Inglaterra (al menos en cuanto a inscripciones) esté cerrado, dificulta aún más la venta del centrocampista francés.

Paul Pogba | EFE

El Madrid esperará hasta el final

Pero en el Bernabéu no se rinden. Saben que Pogba, por mucho que en público asegure que si se queda será feliz (“Hubo palabras, todavía estamos en este signo de interrogación. Estoy en Manchester, me estoy divirtiendo con mis compañeros de equipo, quiero ganar partidos…”, apuntó hace unos días), en privado quiere que su traspaso se cierre cuanto antes.

Florentino quiere tensar la cuerda hasta el último día. El problema es que parece ser que es el único que tiene ese deseo. Zidane, el vestuario y la afición consideran urgente la llegada de un jugador que, por lo menos, revolucionará la plantilla.

El mercado de fichajes se cierre el próximo día 2 de septiembre con lo que los blancos tienen aún más de dos semanas para hacerse con él. Pero ojo porque, dependiendo de cómo vayan las primeras jornadas de liga, el fichaje puede acelerarse.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad