Athletic Club - Real Madrid |EFE

Florentino Pérez pasa vergüenza: “Payaso”, “inútil y “jeta” (o a palos en el Athletic-Real Madrid)

stop

El empate de los blancos pasa una cara factura al presidente

15 de septiembre de 2018 (23:03 CET)

El Real Madrid empató a 1 gol contra el Athletic Club , y se mantiene como segundo de la clasificación, aunque a dos puntos del FC Barcelona. Los blancos pincharon en una de las citas importantes de la temporada.

Julen Lopetegui optó por un once casi de gala. Dani Ceballos era el único en la alineación titular de los no habituales, que entró en el sitio de Casemiro. Toni Kroos hizo las veces del brasileño, en una formación en la que estaban Luka Modric y Marco Asensio, pero Isco Alarcón.

Así, los blancos llevaron la iniciativa durante los primeros minutos, pero fueron los leones los que crearon más peligro. A los 15 minutos ningún de los equipos había disparado entre palos, pero eran los locales habían avisado ya con tres disparos peligrosos.

Los leones muerden primero

Poco a poco los de Lopetegui empezaron a entonarse, con Asensio como protagonista en ataque. De sus pies salieron los dos disparos a puerta del Madrid antes de que llegara el tanto de los locales que abría el marcador. Corría el minuto 32 cuando Muniaín recogió un balón suelto en el interior del área y marcó a placer, después de una salida en falso de Thiabut Courtois.Athletic Club gol

Dos minutos después, otro susto. Raúl García metía en la red un balón colgado de una falta a media distancia. Para fortuna de los blancos, el colegiado anulaba el tanto por fuera de juego. Pero se veía a un Madrid muy tocado.

Modric intentó despertar al Real con un disparo raso y potente ajustado al palo, Pero Unai Simón deshizo el peligro en dos tiempos. La ocasión del croata es la única que se vio ya hasta el descanso.

Con Isco y Casemiro todo es más fácil

En la segunda Lopetegui metió la artillería pesada. Entró Casemiro por Ceballos e Isco por Modric, y el Madrid empezó a acercarse con más peligro.

Casemiro Athletic club

Así llegó el tanto de empate del recién ingresado Alarcón, que remató con la testa un centro de Bale. Empezaba otro partido. 

El Madrid empezó a achuchar a los rojiblancos, que poco a poco fueron retrocediendo líneas. El partido se les estaba haciendo largo mientras Lopetegui daba entrada a Lucas Vázquez y sentaba a un gris Gareth Bale.

Pero el Real no ofreció mucho más. El cansancio empezó a notarse demasiado en jugadores como Kroos, Ramos o Varane, por no hablar de un Marcelo que volvió a estar muy lejos de una versión aceptable.

Los locales intentaron aprovecharlo imprimendo una marcha más y por momentos pareció que podía llegar el 2-1, lo que propició algún contraataque de los blancos. pero ahí murió el partido.

Punto de inflexión en el Real Madrid

Un empate que choca con lo que se había visto del Madrid hasta ahora. El equipo de la capital había firmado un gran inicio de temporada. Tres victorias en tres partidos con 10 goles a favor y dos en contra. Lejos de los cinco puntos que había conseguido Zinedine Zidane la temporada pasada y de lo ofrecido por el equipo a lo largo de la temporada.

Lopetegui estaba dando muy buenas sensaciones. Pero hoy en San Mamés se vio una de las versiones más grises del conjunto de Chamartín.

El Madrid, a lo de siempre

Una muy parecida a la del año pasado, en la que había partido en los que el equipo no jugaba a nada, y que solo firmó buenas actuaciones en la Champions League. Y tampoco en todos los partidos. Solo falta recordar el 1-3 con el que la Juventus de Turín estuvo a punto de remontar el 0-3 de la ida. Un grupo que solo tiene un once titular y que cuando entra la unidad B hace aguas.

Con un Marco Asensio que no es el sustituto de Cristiano. Un Bale que no es la estrella que se pretendía. Un Benzema ha vuelto a demostrar impotencia y con la mira más que desviada.

Pero sobre todo, un Lopetegui que tampoco ha sabido cambiar el rumbo de la situación. Es una evidencia que le faltan recursos. Y el señalado está en la cúpula.

El madridismo estalla contra Florentino Pérez

Y en las redes sociales los seguidores madridistas no han estado callados. Un importante sector del madridismo cargó duramente contra Florentino Pérez y algún que otro jugador.

Florentino fue calificado como un “inútil”, que “no ha sabido renovar la plantilla” y no ha reforzado el equipo como se debía después dos salidas tan importantes como la de Zidane o Cristiano.

Florentino Pérez y Zinedine Zidane  | EFE

No entienden que el presidente no haya traído un relevo del luso como Neymar, Kylian Mbappe o Eden Hazard y compañía, y que haya mantenido a jugadores como Karim Benzema, Gareth Bale.

Un Benzema al que llamaron “jeta”, que solo marca en los partidos pequeños pero en los grandes desaparece; y un Bale que fue catalogado como un “payaso” y del que apuntaban que “solo sirve para arreglarse la cola”. Tiene faena por delante el presidente si quiere revertir la situación. “Que prepare la cartera”, reclaman.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad