Florentino Pérez pasa la escoba en el Real Madrid de Zidane (y echa a un puñado de traidores)

stop

El presidente se carga los impostores del Santiago Bernabéu

Florentino Pérez no pasará por el aro con uno de sus cracks | EFE

26 de abril de 2017 (13:52 CET)

Curioso y llamativo. Algo sin precedentes ocurrió en la grada del Real Madrid después de que Leo Messi anotara el 2-3 definitivo en el choque ante el FC Barcelona.

Mientras el argentino celebraba el tanto junto a sus compañeros en la línea de fondo, sorprendió en gran medida la cantidad de aficionados barcelonistas que ocupaban la zona del gol.

Más aún el 'madridista' que lucía la camiseta blanca pero que en cambio celebraba como nadie el tanto que suponía la victoria para los culés.

A pocos les pasó desapercibido, y tampoco a los responsables del Real Madrid. Saltaron las alarmas. Desde el club activaron la maquinaria para investigar qué estaba ocurriendo en las gradas del Santiago Bernabéu y rápidamente encontraron la respuesta.

Traidores

Según informaron desde Concha Espina en un comunicado, hasta 357 abonos fueron intervenidos después de que sus propietarios hubieran practicado la reventa.

"Con motivo del Clásico disputado el pasado domingo, el Servicio de Control y Calidad del club, en coordinación con las fuerzas de seguridad del Estado, ha procedido a retirar un total de 357 abonos, tras haberse detectado un uso irregular de los mismos, que van a ser remitidos a la Comisión de Disciplina Social como órgano competente para la apertura de los correspondientes expedientes, que pueden desembocar en la expulsión de los titulares de estos abonos como socios del Real Madrid", informó el club de la capital.

"Está expresamente prohibido, sin autorización del club, la venta del abono, su cesión no gratuita, su subasta o su uso para fines comerciales. El socio titular del abono es el responsable del buen uso del mismo, tal como está recogido en las normas de acceso al estadio Santiago Bernabéu y en el propio abono", recuerdan desde Chamartín en el comunicado.

Pero esta no es la única infracción que investiga el Real Madrid. En el escrito, los responsables añaden que "la Comisión de Disciplina ya había abierto 1.450 expedientes de expulsión a socios motivados por reventa de abonos" durante la presente temporada.

Problema creciente

La reventa es una práctica habitual entre los socios del Real Madrid y del Barça. No es extraño ver como en los partidos de Champions League, por ejemplo, gran cantidad de aficionados del conjunto rival comparten gradería con los aficionados locales. Muchos socios aprovechan la trascendencia de estos encuentros para hacer el agosto.

Hasta hace poco ocurría en una medida limitada, pero la crisis y el aumento de los precios en las entradas para el fútbol han acentuado la situación.

Los clubes han intentado tomar medidas creando el espacio de Cesión de asiento en el caso del Real, o el Seient Lliure en el del Barça, pero estas no parecen ser suficientes para los fraudulentos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad