Gareth Bale y Zinedine Zidane | EFE

“Florentino Pérez paga 128 millones”. Y llevará el 11 de Bale en el Real Madrid: ¡Negociación secreta!

stop

El delantero galés tiene los días contados en el Santiago Bernabéu

06 de noviembre de 2019 (12:19 CET)

“Yo quiero que se quede hasta final de temporada”, decía Zinedine Zidane sobre Gareth Bale en la rueda de prensa previa al Real Madrid-Galatasaray correspondiente a la cuarta jornada de la Champions League que se disputa este miércoles. “La relación con él es buena, nos decimos buenos días y buenas tardes”, añadía.

Las primeras palabras de Zizou tenían su credibilidad. Pero con las segundas se le vio el plumero al técnico galo. Las soltó con ironía, lo que retrata exactamente la situación que se vive en el vestuario entre el técnico y el crack galés. Y es que el míster hace mucho que quiere a Bale fuera del Real Madrid.

Zidane no quiere a Bale

El propio técnico lo reconoció en la primera rueda de prensa de la pretemporada. “Si se va mañana, mejor”, respondía el galo cuando le preguntaron sobre la continuidad de Gareth este curso. Y es que la relación entre ambos hace tiempo que está rota.

Zidane ya pidió a Florentino Pérez que lo sacara del vestuario cuando cogió las riendas del equipo la temporada pasada. El entrenador francés exigió que no quería ver al galés en la reincorporación del equipo en la pretemporada.

Florentino cierra la puerta de salida a Bale

Pero las ofertas  que llegaron al Santiago Bernabéu eran pocas y pobres. Y Florentino no estaba dispuesto a dejar salir a un precio low cost al que, junto a Eden Hazard, es el fichaje más caro de la historia del club.

Así las cosas, ZZ se lo encontró en julio, y en el primer partido ya hizo su declaración de intenciones. Dejó a Bale en la grada, y a esa decisión siguieron las declaraciones en las que expresaba sus deseos de perder de vista al galés.

Gareth Bale vídeo | EFE

Última oportunidad

Pero Florentino intervino. Le hizo entender a Zidane que no había ofertas reseñables por el delantero. Y la estrategia con Bale cambió. Desde el club se dijo que Zidane no había podido convocarlo porque estaba negociando su futuro con otro club. De esta forma se preparaba la reincorporación de Bale en el equipo, se dejaba intacta la presunta autoridad de Zidane sobre la plantilla  y se frenaba la devaluación del delantero en el mercado futbolístico.

Sin embargo, la situación no había cambiado. Zidane seguía sin confiar en Bale. Y las cosas siguen igual desde entonces.

Bale cava su tumba

El míster le dio protagonismo en los primeros partidos de la temporada y Gareth pareció responder con buenas actuaciones. Pero con el paso de las semanas Bale volvió a mostrar la desidia y el poco compromiso de otras ocasiones. Y Zidane ha llegado al límite.

Zinedine Zidane y Gareth Bale

Además, a ello se suma que lleva seis partidos sin jugar con el Madrid por lesión, pero no ha dudado en irse con Gales. Y también el sueldo millonario que se lleva y que según El Confidencial es de 1,2 millones de euros al mes limpios.

El míster sigue defendiendo al delantero, tal y como le han pedido desde la cúpula. Pero todo responde a un plan para recuperar parte del caché perdido del jugador para venderlo a un buen precio en cuanto se presente la oportunidad.

Zidane pide este sustituto para Bale

Tanto es así que el técnico incluso ha puesto un nombre sobre la mesa de Pérez para relevar al de Cardiff: Sadio Mané.

El delantero del Liverpool ya fue una de las propuestas de Zidane para sustituir al británico. En verano ya hubo algunas conversaciones secretas con el entorno del atacante africano. Y en las últimas semanas ha vuelto a insistir con fuerza por el atacante senegalés. Con 10 goles y 5 asistencias en 16 partidos, el extremo mantiene el alto nivel que ha venido dando en las últimas temporadas. Y Zidane le quiere dar el 11 de Bale.

Zidane considera que su velocidad, su regate y capacidad goleadora ayudarían, y mucho, a su nuevo proyecto. De ahí que esté insistiendo tanto a Florentino para que vaya a por él.

El problema, no obstante también tiene nombre y apellidos: Jürgen Klopp. El técnico alemán tiene a Mané como uno de sus intocables. Y la única opción probable de dejarlo salir es si, como mínimo, “Florentino Pérez paga 110 millones de libras”, que al cambio son unos 128 millones de euros.

Y a ver, porque la oferta solo sería aceptada si antes el Liverpool ha ligado al relevo de Mané, y de momento los red no están por la labor de remover el mercado. La plantilla que tienen les está dando muy buen resultado, Mandan en la Pemier League, con 6 puntos por encima del Manchester City, al que se enfrentan este fin de semana, y también en la Champions League, donde están a dos puntos de asegurarse el pase a octavos de final.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad