Florentino Pérez pacta con Lopetegui el nuevo tridente del Real Madrid

stop

El ex seleccionador español pone en marcha el reto más difícil: relevar a Zidane

13 de junio de 2018 (19:17 CET)

Día de emociones fuertes en el fútbol español. Florentino Pérez hizo detonar una bomba en la selección española y se ha llevado por delante al seleccionador.

Julen Lopetegui, oficializado como nuevo entrenador del Real Madrid, se despide del sueño de guiar a la Roja en la aventura del Mundial. Una espinita que le quedará grabada por siempre: “Estoy muy triste”. La avaricia rompió el saco.

El ego de Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, hizo el resto. Al sucesor de Villar no le tembló el pulso a la hora de tomar una decisión impopular.

Desde el plano deportivo, casi todo el mundo coincide en que prescindir de Lopetegui es una mala decisión. El ex seleccionador venía haciendo un buen trabajo que ahora queda en manos de Fernando Hierro.

Desde el punto de vista institucional y de respeto a la Federación, toma mucho más sentido la ejecución de Rubiales. No puede ser que no se tenga en cuenta al máximo exponente del fútbol español en una decisión de este calibre ni que se le ningunee como hizo el Real Madrid.

Si bien hay decenas de ejemplos donde seleccionadores con contrato en vigor firmaron acuerdos para entrenar a otro equipo justo antes o durante un Mundial o Eurocopa, en este caso los tempos no han sido los adecuados. Rubiales se ha sentido traicionado y lo ha hecho pagar.

Lopetegui se va triste, como su currículum 

Es una dura lección para el nuevo entrenador del Madrid, que ya no quedará expuesto al foco mediático de lo que haga la selección en Rusia. Sin embargo, sí queda sometido a una nueva presión: Lopetegui nunca ha triunfado en un grande.

Sus grandes éxitos deportivos como entrenador han sido con la selección española sub-19 y sub-21, mientras que como futbolista solamente brilló en el Logroñés y se defendió en el Rayo Vallecano.

Ahora encara el reto de entrenar al Real Madrid más debilitado que nunca. Triste, cómo él mismo ha reconocido, y observado con lupa.

Pero la papeleta que se le viene encima es de dimensiones siderales. Tanto que, por un lado, Florentino Pérez hasta se alegra de lo que ha pasado.

Primer escollo: Cristiano Ronaldo 

La idea de estar un mes esperando al nuevo entrenador tampoco era la más agradable. Ahora, tras algunos días que se tome de descanso, ya podrá empezar a planificar el nuevo Real Madrid.

Y su primera misión a resolver es de las gordas: la limpieza en el vestuario blanco. ¿Qué pasa ahora con Cristiano Ronaldo?

Lopetegui no sabe todavía que pasará con la estrella portuguesa. De igual modo, aún está por ver qué ocurre con Karim Benzema y Gareth Bale.

Los tres miembros de la BBC están en el punto de mira. Todos pueden salir. Todos se pueden quedar. Pero Florentino hará cambios seguro.

Llega el final de la BBC en el Real Madrid | EFE

Y entre esos cambios cabrá la posibilidad de intentar complacer a Lopetegui, siempre y cuando se adapte a la estrategia del Real Madrid. El nuevo entrenador también tiene exigencias.

Lopetegui quiere un nuevo tridente de delanteros estrella para competir al primer nivel. Florentino le ha pedido luchar hasta el final por la Liga, la Champions y la Copa.

Para ello, el ex seleccionador quiere algunas llegadas que contrarrestarán la salida o bien de Cristiano o bien de Gareth Bale. Como mínimo, dos fichajes de ataque.

Uno de ellos es, en realidad, el preferido de Florentino Pérez. El jugador franquicia del PSG, Neymar Junior, que se volverá a convertir en el fichaje más caro de la historia.

Neymar y Lewandowski, prioritarios 

El otro es un nueve puro y duro: Robert Lewandowski.​ Aunque en este caso, Lopetegui recomienda no perder de vista a un joven valor como Timo Werner, ariete de Alemania.

La idea es que estos dos cracks sean las referencias en punta del Madrid. Neymar no jugaría de extremo izquierdo, sino con más libertad por el centro, como hace en Brasil.

Robert Lewandowski no es bienvenido| EFE

En ese supuesto, Lopetegui contaría con Isco para la mediapunta, formando el tridente de ataque o con la dupla Asensio-Lucas para ocupar las bandas.

Salah y Thiago, en el punto de mira 

El nuevo técnico blanco quiere aprovechar el buen trabajo hecho por Zidane con esa gran variedad de recursos que tenía el galo. Pero es consciente que si marcha Bale, la banda derecha queda coja.

En ese supuesto, Lopetegui no descartaría otro fichaje como top como pueda ser Mohamed Salah. Del mismo modo que contempla un recambio ofensivo para el centro del campo. Suena Thiago Alcántara.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad