Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez o tres fichajes (y una bomba), uno la calle, un traidor y una oferta sorpresa: enero en el Real Madrid

stop

Se presenta un inicio del 2019 muy movido en Chamartín

02 de enero de 2019 (12:05 CET)

Se presenta un inicio del 2019 de lo más movido en el Real Madrid. El mercado invernal promete ser vertiginoso en la casa blanca. Florentino Pérez tiene varias operaciones entre manos que intentará llevar a cabo en las próximas semanas. Y ojo, porque una de ellas es una bomba y no todas son incorporaciones. Varamos por partes.

Los blancos tienen tres fichajes encarrilados que podrían convertirse en una realidad en las próximas horas.

Brahim, el primer fichaje

Las negociaciones más avanzadas es la de Brahim Díaz, del Manchester City. Las conversaciones por su fichaje están en la última fase y apuntan desde la capital que el jugador podría ser presentado la próxima semana.

La operación rondaría los 15 millones de euros, mientras que a Brahim le ofrecen un contrato por seis temporadas con un sueldo inicial de 3,5 ‘kilos’ brutos por cada una de ellas. Díaz puede jugar por ambas bandas tanto en la media punta como en el ataque, así como incluso puede jugar de delantero centro.

Palacios y Hermoso vuelven a la palestra

El segundo fichaje en marcha en Chamartín es el de Exequiel Palacios, del River Plate. Una operación que se ha acelerado tras la lesión de Marcos Llorente. Y es que Casemiro no puede jugarlo todo.

Los contactos entre las partes llevan tiempo en marcha. Pero el jugador pospuso las negociaciones hasta después del Mundial de Clubes. Ahora, con el mercado abierto, ha llegado el momento de retomar los movimientos para cerrar su traspaso. El argentino recalaría en el Madrid por unos 20 millones de euros.

El tercero en la lista es Mario Hermoso. El defensa del Espanyol hace semanas que está en el punto de mira de los merengues. Su fichaje se había enfriado en los últimos días del 2018. Sobre todo tras la lesión del zaguero.

Mario Hermoso | EFE

Pero los responsables blancos saben que están ante una oportunidad inigualable. El jugador es joven, con una gran proyección por delante, conoce la Liga, el Real Madrid y lo mejor: su precio no superaría los 7,5 millones de euros.

La cláusula del futbolista es de 40 millones de euros, pero cuando el Madrid lo vendió a los catalanes se reservó una opción de compra de 15 ‘kilos’. Una cantidad que se vería reducida a la mitad, pues los blancos mantienen el 50% de los derechos del central. Y la oportunidad no se puede escapar.

Al margen de ellos, Florentino intentará el fichaje de un cuarto efectivo. Pero aquí ya estamos hablando de un galáctico.

El fichaje bomba de Florentino Pérez

Karim Benzema está dando un nivel ínfimo. Marcó 6 goles en los cinco primeros partidos de la temporada y otros cuatro en una racha de cuatro partidos en noviembre. Pero en el resto de partidos casi ni se le ha visto. Y es que incluso se pasó cinco partidos sin realizar un disparo a puerta.

A ello hay que sumarle la lesión de última hora de Mariano Díaz. El canterano sufre una irritación en el nervio ciático. Y es que ya son varias las lesiones del delantero desde que regresó a la capital.

Por eso Florentino está decidido a cerrar el fichaje de Mauro Icardi. El ariete argentino del Inter de Milán hace tiempo que está en la agenda merengue.

El jugador, por su parte, dijo públicamente que sus intenciones pasaban por terminar la temporada en Milán. Pero el ‘presi’ quiere utilizar la baza de que los neroazurri no estarán en los octavos de final de la Champions League. Es decir, si quiere seguir codeándose con los grandes tendrá que salir. Y el Madrid se presenta como una buenísima opción.

Mauro Icardi | EFE

Keylor Navas, sentenciado

Y como la carpeta de las entradas, la de las salidas también está sobre la mesa. Y Keylor Navas es el primero de la lista. Tras la llegada de Thibaut Courtois, el tico sabe que se le terminaron las oportunidades en Chamartín.

Con Julen Lopetegui, Navas todavía tenía oportunidades en la Champions League. El costarricense seguía teniendo protagonismo. Pero con la llegada de Santiago Solari se le acabó la fiesta. El belga lo ha jugado todo excepto los partidos de Copa del Rey contra el Melilla. Y el guardameta no quiere quedarse para recoger las migajas o los partidos residuales.

Además, cuando Andriy Lunin vuelva de su cesión, la presencia de Keylor no tendrá razón de ser. En el Real miran hacia el futuro, y Navas es ya parte del pasado.

Isco Alarcón, en la cuerda floja

Otro de los que podría salir es Isco Alarcón. El centrocampista está siendo el gran señalado por Santiago Solari y por la afición, que hace años que están esperando esa explosión del malagueño que no llega.

El andaluz aseguró recientemente que sus planes son seguir en el Madrid mientras tenga contrato, pero la realidad es que el jugador anda en la cuerda floja. En Concha Espina apuntan que en los próximos días se producirá una reunión entre el crack y el técnico para mejorar la situación.

Resultado de imagen de isco halloween

Pero si las cosas no llegan a buen puerto, las partes se replantearán el futuro del jugador. Y es que, además, son muchos en el club los que quieren a Isco fuera del Santiago Bernabéu.

En el vestuario muchos le consideran un traidor y un egoísta, tal y como reveló Juan Luis Galiacho en un artículo en El Confidencial. De hecho, la foto que publicó su pareja Sara Sálamo en la red en la que se veía a Isco punto de irse a celebrar el Halloween demuestra que el futbolista va a lo suyo.

Y en la directiva tampoco le tienen mucho cariño que digamos. Muchos en la T4 del Santiago Bernabéu no le perdonan que amenazara con irse al FC Barcelona cuando estaba renovando su contrato con el Madrid.

La oferta sorpresa

Y ojo, porque estos dos jugadores no son los únicos con números para salir. El futuro de Luka Modric no está claro en el Madrid. El Inter de Milán baraja poner una oferta por el croata sobre la mesa de Florentino Pérez.

Florentino Pérez y Luka Modric | EFE

Los italianos ya estuvieron interesados en el centrocampista el pasado verano. Le pusieron una oferta que alcanzaba los 10 millones de euros al año por dos temporadas en el Inter y le aseguraban otras cuatro al mismo precio en el fútbol chino.

Florentino, por su parte, le prometió una mejora en su contrato con el Madrid para retenerlo. No quería dejar salir a otro peso pesado tras Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo.

Pero a día de hoy no hay noticias acerca de ninguna renovación al jugador y el asunto pinta cada vez peor. Florentino no las tiene todas consigo con el croata, que ha mostrado un nivel bastante inferior al habitual en los últimos meses. Y no habrá oportunidad mejor para venderlo que ahora, que acaba de ganar el The Best y el Balón de Oro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad