Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez o “¿Por qué lo tapas?”. Solari esconde un escándalo de Isco y Marco Asensio (y estalla en el Celta-Real Madrid)

stop

El conjunto blanco gana 2-4 en su visita a Balaídos

11 de noviembre de 2018 (22:40 CET)

El Real Madrid se llevó la victoria ante el Celta de Vigo por 2-4 en su visita a Balaídos en un partido loco marcado por las lesiones de Casemiro, Reguilón y Nacho. De esta forma, los de Santiago Solari aprovecharon la bochornosa derrota del Barça ante el Betis en el Camp Nou. Una nueva victoria con el argentino en el banquillo. Y ya son cuatro de cuatro.

Sin embargo la bomba saltó antes del encuentro. El míster blanco dejó a muchos con la boca abierta con la alineación. Entre otras cosas porque en ella no estaban ni Isco Alarcón ni Marco Asensio, que acabó entrando en la segunda mitad. Solari | EFE

Solari apostó por un centro del campo von el trío habitual formado por Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos. En ataque, Karim Benzema y Gareth Bale. Y ahí llegó al sorpresa: Lucas Vázquez.

Pero no acabó ahí el bombazo. Y es que a los pocos minutos de partido el pivote brasileño se lesionó y Solari, de nuevo, decidió optar por no contar con ninguno de los dos. Fue Dani Ceballos el que ayudó a Modric y a Kroos en la media.

El escándalo en el Real Madrid

Una situación que cada vez se está volviendo más complicada. Tanto es así que muchos en las redes sociales preguntan al presidente Florentino Pérez “¿Por qué lo tapas?”. Y es que el escándalo es de los feos. Eso sí, viene de lejos.

De hecho, desde la temporada pasada. Tanto Isco como Asensio estuvieron toda la temporada entrando y saliendo del once de Zinedine Zidane sin acabar de asentarse. El francés les dio oportunidades de sobra para demostrar que el Madrid no les venía grande, pero no las aprovecharon.

Sin embargo, cuando el galo hizo las maletas y fue Julen Lopetegui quien aterrizó en Valdebebas, a los dos se les pusieron los ojos como platos: sabían que con el vasco en el banquillo (y sobretodo tras la salida de Cristiano Ronaldo) tendrían un puesto fijo en la pizarra de Julen.

Julen Lopetegui Isco

Isco no está en forma

Así fue, pero el problema no acabó ahí. De hecho, no hizo más que agrandarse. Por un lado, Isco, como cuentan desde dentro, no es sea uno de esos jugadores que se dejen la piel en los entrenamientos. Y eso, al final, siempre se acaba notando en el terreno de juego.

¿Tiene calidad? Mucha, muchísima, pero le falta disciplina. Tanto es así que incluso hay quien asegura que ha vuelto de la baja por la inoportuna operación de apendicitis con unos cuantos kilos de más.

Marco Asensio se deja llevar

Por otro lado, cuentan desde en el entorno del Madrid que, si bien la temporada pasada Marco Asensio ya era uno de los que tenía una mayor vida social más allá del Santiago Bernabéu, esta temporada, con Lopetegui al mando, se ha dejado llevar del todo.

Contaba con la complicidad de Julen y, por lo tanto, no veía peligrar sus titularidades. Pero con Solari eso se ha acabado. La buena vida que gozaba con el español ha dado paso a un banquetazo tras otro. Y, visto lo visto, parece que aún quedan unos cuantos.

Cada vez peor

Y es que con Solari ya no tienen el mismo rol. En especial Isco, que era el faro con el que Lopetegui quería guiar al equipo. Con el argentino ha cambiado la historia. Ya le habían llegado voces de la buena vida de la que gozaban los dos españoles y, siguiendo órdenes del palco, y tras vivir el día a día en Valdebebas, ha puesto fin a las titularidades por decreto.

Ahora a los dos les va a tocar volver a ganarse la credibilidad del entrenador y del entorno. Un entorno que, por cierto, no dudaba en proclamara al balear como un futuro Balón de Oro. Nada más lejos de la realidad.

Asensio, que estuvo toda la temporada pasada quejándose de que tenía calidad para ser titular, ha gozado de muchas oportunidades este año para demostrar que puede tirar del carro, y no lo ha hecho. Solari, que no tiene porqué contentar a nadie, se lo ha cargado del once.

Marco Asensio| EFE

Un futuro muy negro

Y ojo porque si la idea que tiene Florentino de fichar a un técnico top de cara al próximo verano se lleva a cabo, está por ver si los dos continuarán o no en las filas blancas. En especial si son técnicos con un perfil duro como Joachim Löw, Antonio Conte o Jose Mourinho.

Sus cabezas (probablemente) serán de las primeras en rodar. Pero lo que espero para Pérez es que esta temporada, al menos si siguen así, no habrá hecho otra cosas que devaluar su precio.

Nadie esconde en el Real que el verano pasado llegaron muy pero que muy buenas ofertas por los dos. Cifras cercanas a los 100 millones por Isco y a los 80 por Asensio. Ahora nadie está dispuesto a pagar más de 50 por ninguno de los dos. Un escándalo que Solari, Florentino tapan, pero que se sabe. Y que, como se ha podido comprobar ante el Celta, es cada vez más gordo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad